Ovación

Newell's: Schiavi quiere jugar pese a su lesión

El Flaco parece estar dispuesto a rebelarse ante la adversidad de la lesión en el aductor izquierdo que lo tiene a maltraer y se ilusiona con la utopía de poder estar el domingo dentro de la cancha para enfrentar a Central.

Miércoles 18 de Noviembre de 2009

Ya puede catalogarse como la gran novela de suspenso que tiene la previa del clásico rosarino. El protagonista principal es nada menos que Rolando Schiavi, que parece estar dispuesto a rebelarse ante la adversidad de la lesión en el aductor izquierdo que lo tiene a maltraer y se ilusiona con la utopía de poder estar el domingo dentro de la cancha. En consecuencia, en Newell’s este tema copa toda la atención. La idea original del cuerpo técnico era preservarlo para el choque siguiente ante Colón, pero el capitán leproso no baja los brazos y mantiene la llama encendida para enfrentar a Central. Con el paso de los días se resolverá el dilema. El Flaco adentro o afuera, es la cuestión en Newell’s.

  Schiavi sorprendió ayer realizando un intenso trabajo físico junto a un grupo de compañeros bajo el diluvio que caía sobre Bella Vista. Sin dudas que esa imagen no es la de un jugador que será preservado. Al contrario, la lluvia y el barro siempre son enemigas de las dolencias musculares. Pero que el Flaco ayer se haya exigido al máximo es una señal positiva de que evolucionó y que dará pelea para no perderse el clásico. Aunque sigue estando más afuera que adentro.

  El médico rojinegro Juan Ignacio Bóttoli trazó ayer un cuadro de situación sobre el presente y el futuro del caso Schiavi. "Está bien. Mucho mejor que el viernes cuando dejó la cancha ante Chacarita. Trabaja diferenciado, pero con buena evolución. Vamos a ver si el viernes puede hacer unos minutos de fútbol para luego tomar la decisión definitiva sobre su presencia. Ahora está en duda", explicó el facultativo.

  Según Bóttoli, a Schiavi se le realizó una ecografía y el diagnóstico dijo "que la distensión que traía está curada y que tiene una zona de edema e inflamación a nivel de la región de los aductores, pero no hay ninguna lesión evidente". Y agregó: "Esto no es matemática, es biología. Si fuera dos más dos diría que es cuatro y que puede jugar. Hoy no está para jugar. Pero no sabemos cómo estará el viernes".

  "Cuando los estudios de imágenes son normales la presencia depende mucho de lo que siente el jugador", graficó el médico y continuó: "Hay un clásico y el Flaco no se lo quiere perder".

  La última palabra la tendrán en conjunto el técnico Roberto Sensini, el cuerpo médico y el propio jugador. Es un soldado vital. Habrá que ver si lo arriesgan para el clásico o lo preservan para los últimos partidos donde Newell’s definirá su suerte en la batalla por el título. l



 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS