Ovación

Newell's sale en defensa propia ante el Halcón

Los rojinegros tienen la necesidad de regresar al éxito ante Defensa para frenar el momento de zozobra que transitó en los últimos partidos con dos derrotas al hilo.

Domingo 10 de Noviembre de 2019

Ganar para volver a sonreír. Triunfar para dejar atrás una semana inolvidable. Sumar de a tres con el fin de recuperar la senda que transitaba hasta hace algunos días. Es lo que persigue Newell’s. Esa de los buenos resultados. El que debe salir en defensa propia de las críticas, para hacer justicia a lo mostrado hasta hace algunos encuentros y con ello recuperar el ánimo. Precisamente Defensa y Justicia tendrá que ser al que doblegue en el Coloso para lograr este objetivo para calmar las ansiedades que inundaron el mundo leproso en un puñado de días intensos. Como siempre sucede, un buen resultado calma cualquier padecimiento o zozobra que se atraviese, con eso todo vuelve a la normalidad. Y eso es lo que necesita Frank Kudelka en este momento que le toca atravesar por primera vez desde que llegó al Parque, donde con triunfos y buenos rendimientos había acomodado al equipo y, a la vez, a la institución.

   Casi de manera impensada Newell’s ingresó en un momento de dudas. De análisis intensos de parte del entrenador para encontrar la fórmula para salir del bajón futbolístico que atraviesa. Y se sabe que en el fútbol eso sólo se consigue con buenos resultados, más allá de lo que muestre futbolísticamente el equipo. Por supuesto que si levanta el juego mucho mejor, pero hoy la importancia reside en la conquista de una victoria que calme los estados de ánimo internos y externos.

   Newell’s venía mostrando un bajón desde el empate con Banfield. Después el triunfo con Patronato ocultó ese déficit, aunque el propio entrenador reconoció que sus dirigidos no habían tenido un buen rendimiento. Hasta que la goleada que le propinó Gimnasia, en el Coloso, encendió las alertas sin excusas. Porque el homenaje a Maradona no incidió demasiado como pudo sugerirse entre otras cuestiones y quedó demostrado en la caída frente a Talleres. Porque en ese último juego en el Mario Alberto Kempes otra vez el conjunto leproso decepcionó ante un rival que venía a los tumbos. Y que se recuperó con la lepra.

   La razón del mal trance entonces reside en otro lugar porque los cambios que introdujo Kudelka para enfrentar a los cordobeses tampoco funcionaron. Es más, los que aparecían como sólidos en las primeras fechas y en gran parte de la presente Superliga también ingresaron en el terreno de la confusión. La solidez defensiva que ostentaba el equipo dejó de ser en las últimas presentaciones y eso generó preocupación en el cuerpo técnico. A esto se le sumó la merma desde lo físico, un aspecto del que hacía gala Newell’s para doblegar y ahogar a sus rivales.

   Kudelka, conductor del equipo, buscó a lo largo de la semana parar la pelota, tranquilizar al grupo, archivar lo pasado que no se puede modificar para enfocar todas las energías en lo que vendrá. El primer obstáculo para buscar la salida del trance que enfrenta hace algunas semanas es Defensa y Justicia, que justamente de los cuatro triunfos que tiene en su haber todos los consiguió jugando fuera de casa.

   Newell’s necesita olvidarse rápidamente de lo sucedido en las últimas fechas. Analizar lo ocurrido, por supuesto, pero con el fin de que los errores cometidos no vuelvan a repetirse.

Y con una alegría esta tarde en el Coloso volver al camino de los éxitos que lo ubicaron en los primeros puestos y alejarlo de la zona roja, que es el principal objetivo trazado. El de la ratificación de ser de primera sin correr ningún tipo de riesgos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario