Ovación

Newell’s sacó un empate ante Estudiantes aunque casi lo gana sobre el final

Con más lucha que fútbol, pero por presión del rival, Newell's sumó un punto en La Plata luego de empatar sin goles el partido correspondiente a la 5ª fecha del torneo Final.

Domingo 02 de Marzo de 2014

Con más lucha que fútbol, pero por presión del rival, Newell's sumó un punto en La Plata luego de empatar sin goles el partido correspondiente a la 5ª fecha del torneo Final.

Estudiantes salió con todo a presionar arriba y a copar la parada. Newell's la pasó mal los primeros 5 minutos porque no podía agarrar el balón y además porque la vorágine que proponía el rival le nublaba el panorama.

Tras ese lapso, el emparejamiento lo puso una jugada en la que Muñoz quedó cara a cara con el arquero Rulli. Pero esa situación no llegó luego de un traslado prolijo como es habitual en la lepra, sino por un buen pase profundo de Alexis Castro.

Entonces la presión pincharrata seguía provocando el vendaval platense, y por efecto dominó Newell's no podía amigarse con la redonda.

Sólo el aplomo de Guzmán contenía los embates del local, y así pasaron remates de Carrillo y Correa, cabezazos de Carrillo y Desábato, trepadas de Verón y Auzqui.

Recién sobre la media hora del primer tiempo, el equipo de Berti ensayó una reacción fiel a su estilo. Es decir la puso contra la suela y buscó bajarle el ritmo al partido. La pelota dejó de viajar en pelotazos para Muñoz o Ponce y la empezaron a manejar Bernardi y Castro.

Entonces el partido tuvo un equilibrio por unos minutos. El equipo de Mauricio Pellegrino bajó los decibeles de su presión y el de Berti respiró y comenzó a jugar el juego que mejor juega y que más le gusta.

El trámite se hizo cansino y de a poco los del Parque empezaron a arrimar agua para su molino, o sea comenzaron a rondar el área pincha, sin mucha profundidad pero revirtiendo el apurado comienzo del partido.

El final del primer tiempo llegó con Newell's manejando la pelota, en un trámite que resultó equilibrado en el balance.

En la segunda parte ambos insinuaron más de lo que concretaron, aunque el ritmo vertiginoso del partido disimuló por momentos impericias propias.

Estudiantes volvió al libreto de la presión asfixiante en tres cuartos de cancha pero a la hora de crear peligro mostró una pálida faceta.

Newell's, por su parte, apareció impreciso, extrañando a mares a sus intérpretes estelares, léase Banega y Maxi. Entonces dejó venir al pincha y trató de jugar de contra.

El partido se volvió friccionado, se jugó más en mitad de cancha que en las áreas, aunque los dominios de Guzmán estaban siempre amenazados, ya que Carrillo tuvo un par de cabezazos y Correa también anduvo cerca con sus remates de media distancia.

Con la entrada de Figueroa, Newell's encontró más finura en sus contras, y entonces hubo un par de arrimes que permitieron la ilusión, porque se lo perdió dos veces Castro en las narices del arquero rival, no llegó Figueroa luego de una excelente trepada de Casco y el remate de Muñoz dio en una pierna rival.

Fue un final electrizante, casi como el comienzo del cotejo aunque esta vez Newell's lució más cerca.

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario