Ovación

Newell's rescató un empate como premio a no rendirse

Newell's igualó a dos minutos del cierre con una trepada de Ferroni, que no tuvo un buen partido. El valor de levantar un 2 a 0 en contra y la necesidad de mejorar

Domingo 15 de Julio de 2018

No había tenido una buena tarde. Inseguro en la marca, el rival lastimó por su sector. Pero no bajó los brazos, se animó y fue. A dos minutos del final, Leonel Ferroni le dio de zurda y el rebote lo favoreció, descolocando a Nereo Fernández. Lo gritó con todo. Fue el premio a no rendirse y con el que Newell's igualó ante Unión en Santa Fe 2 a 2, tras perder por 0-2, por los cuartos de final de la Copa Santa Fe. La Lepra igualó y se trajo como tarea varias cuestiones a corregir, con la ventaja que aún tiene tiempo.

   El flojo desempeño defensivo de Newell's le facilitó a Unión ponerse en ventaja por dos goles antes de los 10'. El triángulo del medio de Bernardello, Cacciabue y Rivero no obstaculizó los volantes locales, aunque los mayores problemas de la Lepra fueron sobre la izquierda. Ferroni sufrió a Zabala, protagonista de las conquistas tatengues, y sin que nadie sea capaz de darle una mano. Apenas transcurría un minuto y el centro de Zabala dio en la mano de Fontanini. El juez sancionó penal y Fragapane lo convirtió, pese a que Ibáñez alcanzó a tocarla. Todavía no había asimilado el gol tempranero y la Lepra recibió otro. Zabala hizo pasar de largo a un rival y la metió al medio para que Corvalán la empuje a pocos metros del arco.

   La liviandad en la marcación no fue exclusiva de la Lepra. Unión dejó al descubierto que también caía en desaciertos. Nadalín subió por derecha y sacó el centro rasante. Por el sector opuesto apareció Lisandro Cabrera libre para descontar. El reloj marcaba 9' y parecía que se trataba de un picado.

   Newell's modificó la postura de la mitad de cancha y volvió al doble cinco, con Bernardello y Rivero. Por delante se ubicaron Cacciabue, Figueroa y Fértoli, de derecha a izquierda. El control de la pelota fue a partir del cuarto de hora del conjunto de Omar De Felippe, casi sin generación, es cierto. Rivero fue el que más intentó, con la movilidad que a veces se le reclama, pese a que no siempre se mostró preciso.

   Le faltó mayor compañía. A Figueroa le costó entrar en juego. Le faltó ritmo. La pegada sigue intacta. Lo demostró en la perfecta habilitación por sobre la defensa para Cabrera. El juvenil resolvió bien. La peinó y dio en el travesaño.

   Unión esperaba y sacaba réplicas veloces. Ibáñez le tapó el mano a mano a Fragapane, interceptó el disparo desde afuera del área a Pittón y observó sin poder hacer nada el cabezazo de Corvalán que dio en el palo.

   Newell's se fue al descanso dejando atrás las desatenciones de los primeros instantes, con una mejor actitud y un resultado que lo mantenía en la pelea. Pero Unión ejerció un mayor dominio en la primera parte del segundo tiempo y merodeó el área rojinegra, aunque sin preocupar. Por momentos, el medio fue una zona de tránsito de ida y vuelta, aunque las acciones se diluían a medida que ambos progresaba en el terreno.

   El cansancio hizo mella en algunos jugadores de Newell's y De Felippe mandó a la cancha a tres que habían jugado un rato en el amistoso de la mañana: Treppo, Alexis Rodríguez y Sordo, por Cacciabue, Figueroa y Fértoli, respectivamente. El Mellizo Alexis revitalizó la zona de tres cuartos de cancha, pero al equipo no tenía peso ofensivo.

   El partido se acercaba al cierre y Ferroni sacó el zurdazo que dio en un adversario y descolocó a Nereo Fernández, quien se quedó mirando como entraba a su derecha. El 2 a 2 dejó a Newell's con la satisfacción de rescatar un empate. En cuanto al juego, es imprescindible una evolución, sin prisa pero sin pausa.

Cabrera, debut auspicioso y con gol

De Felippe llamó la atención con la ubicación de Lisandro Cabrera de titular ante la ausencia del lesionado Luis Leal. El chaqueño, incorporado a comienzos de este año dejó una buena impresión y no sólo por el gol. El atacante, de 20 años, que hizo las inferiores en Boca, pivoteó y trató de tocar siempre de primera. Por momentos no pudo con el rigor físico de los zagueros rivales, pero no se achicó. Tampoco es algo a lo que está acostumbrado. Fue su primer encuentro en la máxima categoría y sacó un aprobado. Ante la ausencia de goleadores, es para tener en cuenta.

"Mi paciencia no es corta"

Existe el rumor de que tu paciencia es corta con el tema de los refuerzos. ¿Es cierto? No, mi paciencia no es corta porque entiendo el mercado. Estamos constantemente hablando con los dirigentes, aparecen muchos nombres, pero hay que buscar a aquellos que caigan en el momento justo y que puedan apoyar a los chicos. Esto es paciencia y tratar de no equivocarnos porque tampoco es fácil elegir con la economía que tenemos.

La respuesta a la pregunta es de Omar De Felippe, quien aguarda el arribo de jugadores con tranquilidad, según sus palabras, y despejando las versiones de alta impaciencia. Con respecto al partido, sostuvo: "Este es uno de pretemporada. Tanto el rival como nosotros no estamos finos como quisiéramos. Lo que me inquietó mucho es que a los 7' perdíamos 2-0. No puede pasar. Es algo que debemos atacar ahora porque en otros partidos no vamos a tener la chance de empatar. No podemos tener distracciones", señaló. Por el contrario, el DT valoró que "el equipo por momentos, cuando dispuso de la pelota, tuvo una idea clara de lo que hay que hacer, al margen de las distracciones que marcaron el rumbo del partido".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});