Ovación

Newell's repitió errores del campeonato pasado y perdió frente a Argentinos Juniors

Newell’s volvió a ser el del torneo anterior. Despertó los fantasmas del pasado que había intentado enterrar en las primeras fechas. Ofreció un costado oscuro y de preocupación en el Coloso con el primer traspié del Apertura. El equipo de Sensini chocó contra sus vacilaciones y se perdió en un peligroso laberinto de aturdimiento. Lo que construyó en el primer tiempo lo hizo escombros con la ceguera de la etapa final.

Sábado 12 de Septiembre de 2009

Newell’s volvió a ser el del torneo anterior. Despertó los fantasmas del pasado que había intentado enterrar en las primeras fechas. Ofreció un costado oscuro y de preocupación en el Coloso con el primer traspié del Apertura. El equipo de Sensini chocó contra sus vacilaciones y se perdió en un peligroso laberinto de aturdimiento. Lo que construyó en el primer tiempo lo hizo escombros con la ceguera de la etapa final. De esa manera, la derrota 1 a 0 ante Argentinos fue una consecuencia lógica de tanta desesperación. Los caminos a la victoria se cerraron y los rojinegros no supieron generar alternativas, repitieron errores que parecían sepultados y se desdibujaron por completo ante su gente. Por eso se entienden los silbidos del final.

  Newell’s exhibió contrastes. Fue más en la primera etapa y terminó mereciendo la ventaja antes del entretiempo. Pudo desactivar el engranaje futbolístico del rival y provocaba el desequilibrio con pelotas recuperadas. Argentinos cometía muchas equivocaciones en la gestación de sus movimientos y eso era aprovechado por Mateo y Bernardi. Así nacían los avances que contaban con la desfachatez de Achucarro y el generoso despliegue de Núñez.

  Si el paraguayo hubiera estado más preciso con la pelota, la Lepra podría haber aprovechado mejor las ocasiones. Sobre todo en los últimos 15 minutos de la etapa inicial, cuando el conjunto de Sensini pisó y lastimó. No tuvo claridad, pero entre la velocidad y la confusión que proponían sus hombres en los últimos metros de la cancha, marcó una sensible diferencia que no se trasladó al marcador.

  Sobre el cierre del primer parcial, el Negro Núñez metió la mano en un cabezazo que llegó a la red pero fue correctamente anulado por Collado. La sensación en el Parque era de bronca por las chances perdidas.

  El complemento mostró lo peor de Newell’s. Se lo comieron las urgencias que imponía la ocasión y nunca le encontró salida a su falta de ideas. Fue muy flojo y terminó cayendo en las redes de un rival que propuso muy poco, pero que se quedó con el premio mayor por practicidad y porque supo sacar rédito de su momento en el partido. Argentinos, de la mano de Néstor Ortigoza y de la velocidad de Hauche y Coria, desnudó las falencias de los rojinegros que terminaron tirados en la cancha, regalando inexplicablemente grandes parcelas de terreno y ofreciendo la otra mejilla con resignación.

  La jugada en la que le cometen penal a Coria fue una postal de la caída. El recién ingresado volante de los Bichos entró en el área entre tres defensores leprosos y fue derribado porque nadie lo pudo frenar. Newell’s ya estaba regalado y el remate firme de Ortigoza desde los doce pasos a la derecha de Peratta fue sólo la hoja del puñal.

  Los ingresos de Mauro Formica y Joaquín Boghossian no fueron solución. Por el contrario, expusieron más la confusión que partió desde el banco de suplentes. De esta manera, Newell’s desperdició una gran chance de prenderse en la lucha grande del torneo. Tropezó inesperadamente y se pegó un flor de porrazo, de esos que dejan secuelas. l



 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario