Ovación

Newell's recibe a San Martín de San Juan con el objetivo de dar el salto de calidad

La palabra “ganar” quedó extraviada desde hace rato en el diccionario del club del Parque y encontrarla cuanto antes será el mejor remedio para calmar las ansiedades dentro y fuera de la cancha.

Sábado 19 de Septiembre de 2015

Newell’s vuelve esta noche al Coloso. Por un lado llega con el gran estímulo y el alivio de haber cortado la racha de derrotas en el clásico, jugando con gran amor propio, determinación y luchando cada pelota como la última en un ambiente totalmente hostil, donde llegó como punto, sumó un valioso empate y por sobre todas las cosas entregó el plus anímico indispensable para salir con la frente alta de Arroyito. Esta situación es tan cierta como que lo ocurrido debe ser tomado sólo como el punto de partida de la recuperación futbolística. Porque Newell’s hoy ante San Martín de San Juan deberá anexarle juego e intensidad ofensiva a la enjundia y el orden táctico que tuvo ante Central. La palabra “ganar” quedó extraviada desde hace rato en el diccionario del club del Parque y encontrarla cuanto antes será el mejor remedio para calmar las ansiedades dentro y fuera de la cancha.

   El clásico ya es historia y ahora Newell’s debe focalizarse en cerrar de la manera más decorosa posible un 2015 que estuvo muy lejos de las expectativas. La realidad es que a este ciclo de Lucas Bernardi la responsabilidad sólo le cabe desde que tomó las riendas, en lo que fue la reanudación de la competencia tras la Copa América con la gran victoria ante Racing. Luego de aquel estreno triunfal hubo cuatro derrotas y cuatro empates en serie. Y en este lapso de ocho juegos lo más llamativo fue la raquítica eficacia en la red adversaria. Porque la Lepra hizo un solo gol, de penal, de Nacho Scocco ante Rafaela. Por eso Newell’s está obligado a levantar la puntería en el juego y también a afinar la mira telescópica en el arco de enfrente. Hoy ante los sanjuaninos deberá salir a imponer condiciones en campo rival, copar la parada en la mitad de la cancha y no dejar crecer a un verdinegro que con la pelota en su poder puede dar más de un dolor de cabeza.

   La urgencia por conseguir un resultado suele ser sinónimo de nervios y desesperación, algo que Newell’s deberá evitar en base a una tenencia efectiva y ofensiva de la pelota. El equipo de Bernardi tiene que evitar tentarse con meter la pelota en el área de cualquier manera, algo que podrá contrarrestar si se apoya en la inteligencia para manejar el balón de Lucas Mugni, Maxi Rodríguez y Lucas Boyé, de gran debut en el clásico y que hoy saltará al Coloso por primera vez.

   En síntesis, Newell’s recargó confianza y motivación el fin de semana pasado en el dignísimo empate del clásico, pero ahora deberá dar señales inequívocas de progreso futbolístico para afianzar la recuperación y sostenerla en el tiempo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS