Ovación

Newell's propuso un poco más pero solamente pudo empatar con Vélez en el Parque

El Rojinegro quiso mandar en su casa pero la visita solamente se limitó a truncarle los caminos al gol. Quizás la más clara fue un remate de Maxi que se fue por arriba y un disparo de Rolón que se desvió en la defensa, manoteó Ustari y dio en el travesaño.

Lunes 02 de Marzo de 2015

Newell's Old Boys igualó sin goles en el Parque Independencia con Vélez Sarsfield, en el partido que cerró la tercera fecha del torneo "Julio Humberto Grondona" de primera división.

En los primeros minutos las aproximaciones fueron apenas tímidos tanteos intentando hacer pie en la cancha, pero Vélez hizo trabajar a Ustari en dos tiros de esquina que el arquero debió apurarse a despejar con los puños.

Romero fue muy fuerte contra Villalba pero el de Vélez solamente vio la tarjeta amarilla. En la siguiente el amonestado fue Maxi Rodríguez, que cayó en el área mientras todos pedían penal.

La que empezó como la más clara la diluyó Scocco cuando no se animó a probar al arco. Maxi la abrió para Nacho que, casi entrando en el área y con la amrca lejos, eligió devolverla para Rodríguez, pero el pase nunca llegó a destino. Después Figueroa intentó una "guapeada" individual pero Pellerano, el último escollo antes de Sosa, frustró las intenciones del jugador rojinegro.

Tripichio fue el primero que llevó algo de peligro al arco de Ustari, pero el remate se le fue alto. La respuesta estuvo en otra corajeada, esta vez en los pies de Castro, que después de hacerla bien y sacar un centro impreciso la robó y obligó a Sosa a arriesgar el físico para quedarse con el balón.

Sobre los 45', Ustari sacó muy bien para Figueroa, que eludió su marca y ante la salida de Sosa lo dejó en el camino asistiendo a Maxi, pero no pudo ser por poco.

El primer tiempo pasó sin pena ni gloria, con un Vélez poco ambicioso y un Newell's demasiado impreciso, ambos trabados en el medio del campo de juego y sin respuestas futbolísticas.

Cuando parecía que Vélez no tenía chances de acercarse, Rolón sacó un zapatazo que se desvió en la defensa y, cuando se le metía de emboquillada, Ustari sacó el manotazo salvador: la pelota se desvió los centímetros necesarios para que dé en el travesaño y Newell's respire aliviado.

Maxi controló de zurda y remató de derecha, con la pelota todavía picando, pero elevó demasiado el tiro y desperdició una de las chances más claras con las que contó el rojinegro.

El resto fue más de lo mismo para ambos: despejes a las apuradas, poca claridad para buscar juego, muchas faltas en el medio, e imprecisiones en la línea de ataque. Cuando se acercaron al arco rival, les faltó puntería.

Solamente faltaba que Echenique marcara el final con un cero a cero inamovible, pero el paraguayo Cáceres casi da la sorpresa en la última del partido y un remate que pudo ser, pero terminó durmiendo en los brazos de Sosa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS