Ovación

Newell's perdió ante los colombianos y se le truncó el sueño de la Copa Libertadores

El equipo rojinegro cayó sin atenuantes ante Atlético Nacional por 3-1 y quedó eliminado del torneo, en un partido en que se quedó sin respuestas futbolísticas. Tréllez, Cárdenas y Berrío, marcaron para los colombianos. Casco marcó el de la lepra, que sufrió la baja por lesión de Maxi Rodríguez y la expulsión de Víctor López, que vio la roja junto con Cardona de los paisas. Peligra la continuidad de Berti como DT.  

Jueves 10 de Abril de 2014

Más que amargura, decepción. Más que bronca, frustración. Más que disgusto, desencanto. Ese es el estado de ánimo que reina en Newell's una vez que se consumó la derrota ante Atlético Nacional por 3-1 y, por ende, la eliminación de la Copa Libertadores, su gran obsesión de esta temporada. Pero falló en todo en un partido en que no tenía margen y se le frustró el sueño de seguir en la competencia. Un golpe mucho más duro aún teniendo en cuenta que viene de caer en el clásico, el último domingo, por lo que la continuidad del técnico, Alfredo Berti, empieza a estar en riesgo. 
 
Un sueño que comenzó a derrumbarse cuando le metieron un pase en profundidad para Berrío, a los 9' del complemento, quien tocó suave ante la salida apresurada del Patón Guzmán, cuando Mateo venía cerrando por el costado. 
 
Ese gol, que significó el 3-1 pareció minar las fuerzas y el ímpetu que aún le quedaba a Newell's, en una noche en la que casi todo lo que intentó le salió mal. Una noche en la que arrancó mal y terminó peor.
 
Es que diezmado por las lesiones y el desgaste por el trajín del equipo, en el arranque del partido se le hizo cuesta arriba, ya que en una mala salida del fondo entre Mateo y Villalba, derivó en la demora del Patón en rechazar el balón, que terminó rebotando en Tréllez y se convirtió en el primer gol colombiano y en una enorme sorpresa a esa altura de la noche. 
 
Por entonces, el juez le había mostrado la roja a Víctor López y Edwin Cardona, la figura de los colombianos en la Copa, por un encontronazo entre ambos en el inicio del partido. 
 
Para colmo de males, seis minutos después, a los 13', otro avance de los paisa terminó en gol, tras un zurdazo impecable de Cárdenas -la figura de esta noche-, que se metió en el segundo palo de Guzmán y se convirtió en el 2-0. Baldazo de agua fría en el Coloso, cuyos hinchas no podían creer lo que que estaban viendo. 
 
Pero cuando parecía que todo estaba perdido apareció una corajeada de Milton Casco, a los 16', que aprovechó una asistencia bárbara de Figueroa, para que el lateral quebrara la resistencia del arquero Armani -hermano de Leandro, el delantero de Tiro Federal- y dejar a Newell's a tiro del empate. Pero sobre todo para cambiar el semblante de todos. 
 
Sin embargo, el envión le duró poco, puesto que más allá del dominio territorial y de la posesión del balón casi nunca pudo preocupar a un equipo colombiano muy sólido en el fondo y muy inteligente para jugar. 
 
Y por si había una duda de los padecimientos que tuvo Newell's en esta noche, a los 36' hubo otra muestra cuando Maxi Rodríguez dejó la cancha lesionado -ingresó Alexis Castro-. La Fiera había reaparecido hoy en el equipo titular, tras la lesión sufrida en la 9ª fecha ante Argentinos. 
 
Lo positivo por entonces era que aún con todos los problemas a cuestas aún estaba a tiro del empate. Un empate que nunca llegó y que pareció quedar a un abismo tras el tercero de Berrío -una pesadilla en el complemento para los defensores leprosos-. 
 
Pese a estar muy lejos de su mejor versión, la lepra tuvo el descuento en los pies de Trezeguet y el chico Ponce, pero el arquero Armani lo evitó. 
 
Incluso los colombianos tuvieron una chance en el final para llegar al cuarto cuando Berrío tocó suave, tras dejar en el camino a Guzmán, pero Ortiz primero y el arquero después se recuperaron y evitaron el gol. Pero el equipo ya no tenía fuerzas para evitar el desencanto ni la frustración de una eliminación impensada y anticipada, no tanto por el rival inteligente y práctico de esta noche, sino por las formas y porque nunca encontró las respuestas futbolísticas que necesitaba. Las mismas que parece haber perdido en los últimas partidos.  
 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario