Ovación

Newell's perdió la brújula en el Parque y cayó ante un Arsenal que fue muy contundente

Pese a la necesidad de ganar y a estar dos veces en ventaja, Newell's terminó cayendo 4-2 ante el equipo del Viaducto. Maxi Rodríguez marcó los dos tantos de la Lepra, pero los goles de Brahian Aleman, Matías Sarulyte, Cachi Zelaya y el Bicho Aguirre dieron vuelta el resultado

Lunes 24 de Noviembre de 2014

Newell's no hizo pie en el Parque y dejó escapar la primera chance que tenía para empezar a arrimarse a la posibilidad de clasificar a la Copa Sudamericana y ahora quedó más complicado. Es que no supo aprovechar el mal momento que venía atravesando su rival en el torneo en condición de visitante -hacía 15 partidos que no ganaba- y porque además estuvo dos veces en ventaja en el partido, y en los minutos iniciales de cada etapa, lo que suele ser importante desde lo anímico. Pero la Lepra no supo como capitalizar esa ventaja y en ocho minutos pasó de estar ganando por 2-1 con sendos goles de Maxi Rodríguez a estar en desventaja por 4-2. 
 
Es que más allá de que Arsenal sacó un provecho inusitado al anotar cuatro goles casi en la misma cantidad de chances que tuvo, Newell's no pudo capitalizar sus momentos, le faltó la contundencia que le sobró a su rival, dio ventajas en el fondo -como en otras ocasiones- y para colmo de males esta noche el arquero Oscar Ustari pareció mimetizarse con esas situaciones, puesto que tuvo una floja respuesta en el primero tanto y tampoco entregó garantías -como en otras veces- en el cuarto tanto. 
 
Newell's no lo dejó ni acomodar a Arsenal en la cancha. Es que en una de las primeras chances que tuvo el rojinegro vulneró al arquero Andrada para marcar el primero y alegrar a su gente. 
 
Fue a los 4', cuando el negro Figueroa le metió una asistencia fantástica a maxi Rodríguez, que hizo una diagonal de izquierda hacia el medio, y quedó mano a mano con el arquero, a quien venció tocándole el balón por bajo para decretar el primero de la Lepra en el Parque.Con la ventaja en el resultado y el manejo del balón, Newell's se dedicó a hacer lo que mejor hace: mover el balón y tener circulación y volumen de juego. 
 
De esa manera tuvo el segundo cuando el Negro Figueroa quedó cara a cara con Andrada, pero el arquero e quedo con el intento del volante. 
 
Y en la jugada siguiente, Figueroa perdió el balón en la mitad de la cancha y braian Alemán, desde 25 metros sacó un remate bajo que se le metió en el segudno palo a Oscar Ustari, que no entregó la mejor respuesta y tampoco mucha reacción. 
 
A partir de ahí, Newell's pasó de ese andar tranquilo y cómodo que tenía desde el inicio a un trámite incómodo, al punto que unos minutos después Pérez metió un remate desde fuera del área, que Ustari mandó al córner con dificultad.   
 
Es que el gol de Arsenal jugó un rol importante en lo anímico y ninguno de los dos fue el mismo. Newell's perdió confianza y circulación de balón y el equipo del Viaducto creció en confianza y en el juego. 
 
Pese a eso, y sin la claridad de siempre, Newell's tuvo dos chances claras en los pies de Nacho Scocco y de Maxi Rodríguez, pero ninguno de los dos resolvió bien y el arquero Andrada se quedó con el intento de ambos. 
 
Claro que, en ese marco, el de Sarandí tuvo su chance, cuando Alemán desequilibró por izquierda y el centro fue conectado por el Cachi Zelaya, que la tiró afuera desde una posición muy propicia. 
 
En el arranque del complemento,  y cuando parecía que el trámite iba a ser muy similar a la segunda parte de la etapa inicial, apareció Maxi Rodríguez -otra vez- para empujar al gol un desborde del chico Mauricio Tevez, y decretar el segundo. 
 
Ese gol revitalizó a Newell's, que a los pocos minutos casi marca el tercero con un remate desde fuera del área, que se fue cerca. 
 
Sin embargo, Newell's volvió a tropezar con la misma piedra. No lo pudo aguantar y en dos minutos pasó de estar ganando a estar abajo en el marcador.
 
Primero por un golazo del defensor Matías Sarulyte, a los 16', que metió una comba fantástica al segundo palo, que hizo estéril la estirada de Ustari. Y dos minutos despues el Cachi Zelaya se llenó la boca de gol, luego de un cabezazo letal en el área, que dejó sin chances al arquero leproso. 
 
Y como si eso no hubiese sido semejante cachetazo, dos minutos después el Bicho Aguirre metió un zurdazo tremendo desde la puera del área, en un tiro libre, que dejó sin chances al arquero Ustari y sin muchas explicaciones a la gente, que en un puñado de minutos vio como el equipo pasó de ganar 2-1 a estar perdiendo 4-2. 
 
De ahí hasta el final, Newell's paseó sus dudas y su desconcierto. El que se hizo más evidente cuando Claudio Corvalán -que un par de minutos antes ingresó por Cácerees- vio la roja directa y dejó casi sin chances a un equipo que venía muy golpeado por el desarrollo del partido, más allá de que en el final una corajeada de Juan Ignacio Vieyra casi llega al descuento. 
 
Newell's arrancó el partido de esta noche con la misión de ganar ante Arsenal y dar un paso más hacia la clasificación para la Copa Sudamericana, pero no sólo no pudo con Arsenal sino que tampoco pudo con sus dudas. Y además, y esto tal vez sea lo peor, la clasificación a la Copa ya no depende de sí mismo. Si no que ahora debe ganar los partidos que le quedan -ante Independiente y Lanús- y esperar los resultados de los demás equipos que están peleando por quedarse con esa plaza. 
 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario