Ovación

Newell's no supo mantener la victoria y el triunfo se le escapó de las manos

La lepra empató 3 a 3 con Belgrano en un infartante partido. Los goles del local llegaron por intermedio de Maxi Rodríguez (ambos de penal) y Faravelli. El Picante Pereyra, Pier Barrios y Rigoni, los tantos del Pirata.

Sábado 23 de Agosto de 2014

Por muy poco Newell's no pudo festejar en el Coloso y el triunfo se le escapó de las manos, al igualar por 3 a 3 ante Belgrano en un partido no apto para cardíacos.

Porque así fue el cotejo que esta tarde jugaron la Lepra y el Pirata en el Marcelo Bielsa, con tres goles por cada lado. Dos veces Maxi Rodríguez transformó un penal en gol y junto a Lorenzo Faravelli fueron los autores de los goles del rojinegro. El Picante Pereyra, Pier Barrios y Rigoni, los tantos del conjunto cordobés.

La seguidilla de lesiones cambiaron de plano el esquema ideal que podría tener en la cabeza Gustavo Raggio. Bajo esta premisa, el rojinegro salió a la cancha con un equipo que buscó disimular las bajas de varios de sus jugadores más importantes.

Milton Casco, Ezequiel Ponce, Hernán Villalba, Marcos Cáceres e Ignacio Scocco, son las principales ausencias del equipo de Raggio.

Los primeros minutos mostraron un partido de ida y vuelta aunque cargado de imprecisiones. La más clara llegó a los 7 minutos, cuando el juvenil Tevez encontró cerca del área un mal rechazo de Olave que despejó de cabeza. Cuando regresaba desesperadamente al arco Tevez la quiso meter de emboquillada y Olave, con la punta de los dedos, logró sacar la pelota al córner.

A los 10 otra vez Tevez lo tuvo en sus pies, cuando recibió solo en las puertas del área chica un centro cruzado de Figueroa desde la izquierda. Mano a mano remató al arco pero definió al cuerpo del arquero y Olave la mandó afuera. Fue el segundo milagro en el arco pirata.

Pero pese a que era Newell's el que claramente manejaba los tiempos del partido, lentamente el visitante comenzó a inquietar a los rojinegros y a tornar el mediocampo en un campo de batalla, aunque sin profundidad para llegar con real peligro al arco defendido por Ustari.

A los 38 una buena combinación a un toque entre Lucas Bernardi y Maxi Rodríguez terminó en tiro libre a favor de Newell's. La Fiera pateó desde afuera de la medialuna, pero otra vez Olave mandó el balón afuera y selló su arco.

Con esa jugada y algunos intentos desesperados más de Belgrano parecía que se bajaba el telón del primer acto. Hasta que a los 42' Tevez se escapó por la derecha, ingresó al área y cuando se disponía a enviar el centro Barrios lo tocó abajo y fue penal. La Fiera Rodríguez, desde los doce pasos, no falló y con un remate fuerte y arriba transformó el tiro libre en gol.

Pero otro partido fue el que se abrió en el complemento. Belgrano decidió cambiar el libreto y salir a buscar el empate desde el minuto cero. Con todo a asediar a la Lepra, a punto tal que los primeros cinco minuto se jugaron casi íntegros en campo local. Hasta que un centro desde la izquierda llovió la área y el Picante Pereyra primereó a toda la defensa del local y marcó el empate.
Newell's no se inquietó. Sabía que, al igual que sucedió en el primer tiempo, podía rearmarse. A los 18' del complemento la Fiera se escapó por la derecha, apiló a un par de rivales y cuando estaba ya en el área quiso dar el pase al al punto penal. Un mal despeje dejó sólo a Lorenzo Faravelli, quien sin dudarlo y con un toque suave mandó la pelota a la red.

El Coloso nuevamente explotó de júbilo. Pero Belgrano no descansó. Tres minutos después llegó un tiro libre al arco de Newell's. El despeje de la pelota quedó boyando fuera de la medialuna y Pier Barrios, el mismo que había ejecutado el tiro libre, vio adelantado a Ustari y se la mandó de emboquillada. Imposible para el arquero de Newell's, que voló sin poder evitar que la esférica pase la línea de meta y se transforme en el 2 a 2.

De ida y vuelta. De un área a la otra Newell's y Belgrano se disputaban cada balón como si fuera el último. A los 41' minutos la Fiera Rodríguez, otra vez de penal, marcó para la Lepra. Esta vez el remate fue bajo, a la ratonera, imposible para Olave.

Otra vez el local estaba en ventaja, faltaban pocos minutos y los tres puntos estaban al alcance de la mano. Pero otra vez un descuido en la defensa local dejó la pelota en los pies de Emiliano Rigoni, que remató fuerte y a media distancia.

Con ese golazo a los 46' del complemento, Belgrano puso cifras definitivas a un partido que Newell's parecía tener en el bolsillo, pero que no pudo o no supo cómo clausurar su arco.

 

 

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS