Ovación

Newell's no pudo con su otro yo y terminó dividiendo puntos contra Belgrano

Lo tuvo en la lona, le perdonó la vida y, además, no supo cuidarse. Ese fue el pecado capital de Newell's, que mostró contundencia y careció de control defensivo. Fue 3-3 en el Coloso.

Domingo 24 de Agosto de 2014

Lo tuvo en la lona, le perdonó la vida y, además, no supo cuidarse. Ese fue el pecado capital de Newell's, que mostró contundencia y careció de control defensivo. Por eso Belgrano, limitadísimo, se llevó un punto del Coloso, el primero que consiguió en lo que va del campeonato. Quedó claro que cada vez que la Lepra buscó, lastimó. Y que el Pirata cuando se animó a salir de la cueva golpeó fuerte dejando al descubierto las debilidades leprosas. Por eso el tanteador quedó cerrado en un 3-3, con sabor agridulce para el local y una misión cumplida para la visita. El equipo de Raggio, que sigue invicto en el torneo, dejó pasar la chance de mantenerse aferrado a la zona caliente.

Fue una lucha de apuesta a buscar el triunfo, la que hizo Newell's, contra la mezquindad extrema de Belgrano. Así se inició el duelo en un Coloso colmado de ilusiones. Algo que era previsible en la semana. Ñuls debía imponer su juego y necesitaba empujar sus líneas en busca de la diferencia. Y el Pirata llegó con todas sus urgencias, pero limitado futbolísticamente y por eso atinó a cerrarse en el fondo para mirar de lejos el arco de Ustari. Todo fue rojinegro en el arranque y las cinco situaciones de riesgo fueron del equipo de Raggio. Olave cortó mal a los 7', Tevez metió un remate y el uno recompuso su imagen salvando la caída de su arco. Tres minutos más tarde Figueroa encabezó una gran maniobra personal y le metió un pase a la Furia en el clásico "tomá, hacelo". Pero el arquero le ahogó el grito de gol al pibito de Fisherton Norte.

Newell's dominaba, era mucho más que un Belgrano timorato, que cometía horrores defensivos y que paró a cuatro centrales en el fondo. Iba, buscaba y complicaba sin tener un juego superlativo, pero suficiente para conservar el dominio. Con poco le alcanzaba para pasar por encima al Pirata. Figueroa probó de lejos (24') y otra vez Olave controló. Después Maxi no pudo con el uno en un tiro libre a los 38', pero sí le rompió el arco a través de un penal que le sancionaron a Tevez. Hasta ahí justa victoria por lo hecho por uno y la apatía del otro.

El Pirata tuvo que dejar su barco y atacar. Y no le costó demasiado pegar, porque a los 5' del complemento Pereyra puso el 1 a 1. Otra vez Newell's empezó a laburar el resultado y Faravelli hizo estallar el estadio. Pero Belgrano se recompuso enseguida y Barrios clavó un golazo tremendo para el 2-2. Ñuls buscaba y Belgrano se defendía, pero mal. Y a seis del final Maxi se tiró, el árbitro compró penal y la Fiera otra vez establecía el 3-2, lo que parecía que a esa altura el triunfo quedaba en casa. Pero no. El celeste fue y en tiempo adicional Rigoni metió un zurdazo mortal para poner un sorpresivo 3-3.

Fue un encuentro raro. Porque Newell's dominó y lastimó, pero no supo cuidar el resultado. Y cuando lo atacaron dejó al descubierto una endeblez para defenderse. El otro "yo" del rojinegro. Algo que deberá corregir para no seguir siendo castigado con goles y lograr el equilibrio necesario para ser el protagonista que pregona su DT.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS