Ovación

Newell's no lo pudo aguantar y se le escapó el triunfo ante Rafaela en el final

Maxi Rodríguez, a los 5' del complemento, marcó el tanto rojinegro, mientras que Orfano aprovechó un rebote en el área en el final para marcar el empate. La igualdad fue un excesivo castigo para la lepra que fue superior en el complemento y mereció la victoria. 

Viernes 11 de Marzo de 2016

Cuando un equipo está salado no hay con que darles. Es que Newell's, que arrancó con muchas dudas, pero que después sacó a relucir su amor propio, recuperó la memoria, mostró algunos signos de lo que pretende su entrenador y evidenció algunos pasajes de juego en el complemento, debió conformarse con una igualdad (1-1 ante Rafaela) que es mucho castigo para la producción de uno y otro. 
 
Porque si bien es cierto que en el primer tiempo, a Newell's le costó mucho el partido, no tuvo identidad y tampoco ideas, la reacción que mostró en el complemento cuando fue muy superior a la Crema debió inclinar la balanza para el lado rojinegro. Pero en una jugada aislada en el final del partido determinó que los rafaelinos se quedaran con un punto que festejaron como una victoria. Y Newell's masticando bronca, porque ya tenía los tres puntos en el bolsilllo pero se le escapó en el final. 
 
En el arranque Rafaela, que es un equipo limitado pero que tiene claro a que juega, lo complicó más de la cuenta a Newell's, al punto que fue el que mejor hizo las cosas de los dos y generó varias situaciones, que en algún caso contó con la colaboración involuntaria del arquero rojinegro, Sebastián D'Angelo. 
 
De hecho, salvo un centro de Maxi, a los 7', que Montoya debió despejar apurado con el pie ante la entrada de Scocco, un disparo de Boyé y alguna que otra aproximación, estuvo impreciso, inconexo y dubitativo. 
 
Tantas dudas como mostró en defensa, donde Colman al minuto estuvo a punto de marcar con un cabezazo que se fue apenas, o dos minutos más tarde cuando a D'Angelo el balón se le escapó de las manos, increíblemente, y se la dejó servida a Abero, que no le pudo dar. 
O en un disparo de afuera y de sobrepique de Agustín Díaz que se fue muy cerquita del segundo palo, o en una mala salida de Mateo, en el final de la etapa, y que el Negro Domínguez le tapó el gol a Orfano cuando estaba por sacar el disparo.  

El inicio del complemento llegó con una sonrisa para Newell's, porque en la primera combinación seria en ataque de sus jugadores más importantes llegó la apertura del marcador. La armaron entre Advíncula, Scocco y Boyé y Maxi Rodríguez definió bárbaro, demostrando toda su clase, ante la salida de Montoya. 

Pero como para demostrar que no era una noche tranquila para la lepra, Rafaela se perdió el empate. Abero sacó un remate fuerte desde casi treinta metros, que D'Angelo dio un rebote para el medio del área y Colman, solo, la tiró arriba del travesaño. De todos modos, los dos equipos ya eran otros, porque Newell's había ganado en confianza y Nacho casi grita el segundo, luego de que Boyé le puisera una asistencia fenomenal, pero el zurdazo de Scocco se fue apenas por el segundo palo.

Y a los 32', Boyé armó una jugada espectacular, dejando en el camino a cuatro jugadores y sacando un remate bajo que Montoya contuvo sin inconvenientes.

En el final y cuando parecía que la lepra lograba romper el maleficio y volver a la victoria, una jugada aislada de la visita en el cierre determinó la igualdad que festejó como una victoria.

Newell's, en tanto, se fue mascullando bronca, entre silbidos y con la cabeza gacha, aunque esta noche en el complemento dio muestras de que tiene argumentos y jerarquía en algunos de sus jugadores para salir adelante.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario