Ovación

Newell's no le encontró un mejor final y perdió la chance de sumar otra estrella

Le faltó efectividad, y a pesar de la ventaja de jugar con un hombre de más durante más de un tiempo no lo aprovechó. Y, como consecuencia, se quedó con las manos vacías.

Domingo 30 de Junio de 2013

Newell's se quedó sin la Superfinal. No pudo esta vez con Vélez, el rival de este semestre. Tuvo sus chances concretas como para mirar al cielo y conseguir una nueva estrella, pero no fue la noche ideal para lograrlo. Porque el conjunto del Tigre pegó el golpe de arranque y después la Lepra no tuvo la certeza en la definición para cambiar el destino del partido. Le faltó efectividad, y a pesar de la ventaja de jugar con un hombre de más durante más de un tiempo no lo aprovechó. Y, como consecuencia, se quedó con las manos vacías.

La iniciativa en el juego la tomó Vélez y lo hizo presionando intensamente en la salida leprosa. Tratando de ensuciarle el manejo de la pelota y buscando el error. Fueron 8', donde primero Papa probó con un disparo rasante que controló Guzmán y después con un tiro libre de Gago que tocó el ángulo izquierdo del arco del Patón.

Newell's no podía salir de ese ahogo y los de Liniers lograron sacar su rédito. Lo hizo a través de Pratto, quien recibió solo en el área y sacó un furibundo remate para hundir el arco leproso.

El golpe sacó al equipo del letargo. Lo inyectó a buscar la pelota y comenzar a trabajar el partido. Lo logró y comenzó a inclinar la cancha hacia un Sosa que a partir de ese momento se fue tornando importante. Casco tuvo su chance tras una combinación con Figueroa, y después Pérez la suya, pero su disparo se fue a la popular.

La Lepra iba. Empujaba. Hacía circular la bocha e intentaba romper el cerrojo velezano. Hasta que Maxi aprovechó la lentitud de Cubero, fue a buscar una pelota dentro del área y Poroto lo tomó del brazo. Penal y expulsión del lateral, que ya tenía amarilla.

Era la chance justa para equilibrar las cuentas. Y para comenzar a cambiar el destino de un juego que venía adverso. Scocco se encargó del penal, pero no pudo con Sosa que atajó abajo. Otra vez Nacho, como con Quilmes y Rafaela, fallaba desde los doce pasos.

Newell's tenía que doblegar los esfuerzos. Vélez cuidaba la mínima diferencia que había obtenido. Y en el inicio del segundo acto, tuvo la chance de estirarla cuando Pratto se lo perdió tras centro de Papa.

A los 8', minuto fatídico para la Lepra, otra vez Vélez estuvo ahí nomás de sacudir la red de Guzmán otra vez. Un error en la defensa, la pelota quedó corta y el uno leproso cortó justo a Ferreyra cuando se iba a saciar su hambre de gol.

Después todo fue rojinegro. Porque Vélez se dedicó a cuidar el resultado y armó una muralla delante de Sosa. Newell's tuvo sus oportunidades concretas cuando Casco metió la cabeza tras un centro de Cáceres y la pelota pasó muy cerca. Y también Figueroa estuvo ahí nomás y la tiró afuera. Y después Maxi metió un disparo y la pelota pasó trotando por todo el arco del conjunto de Liniers.

Newell's no pudo sumar otra estrella en apenas una semana, cosas insólitas que a veces entrega el fútbol. Vélez, de flojo andar en el último torneo, se la llevó junto a las clasificaciones coperas. La Lepra sintió el golpe, aunque sabido es que todas las fichas están puestas en la Libertadores. Ahora va por esa Copa, su gran obsesión.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario