Ovación

Newell's no aprovechó el hombre de más y empató con All Boys

La increíble chance que desperdició Carmelo Valencia en la expiración del partido, con el arco a su disposición y con Cambiasso entregado en el piso, refleja el momento, las debilidades y las preocupaciones de este Newell's.

Martes 25 de Octubre de 2011

La increíble chance que desperdició Carmelo Valencia en la expiración del partido, con el arco a su disposición y con Cambiasso entregado en el piso, refleja el momento, las debilidades y las preocupaciones de este Newell's. Fue otra oportunidad desechada. Otra función sin sacarle rédito a las ventajas circunstanciales, ya que durante más de 70 minutos jugó con un hombre más. Fue una nueva ocasión que pasó de largo sin aportarle caudal a la errante campaña leprosa en el Apertura. Por eso el 1 a 1 ante All Boys luce como un sordo castigo ante tanta impericia expresada en Floresta.

Sólo el saludable esbozo de rebeldía del pibe Fabián Muñoz logró rescatar un punto del fango tras otro paso fallido. Que no fue derrota porque Hugo Barrientos se hizo expulsar en el arranque del encuentro y les regaló a los rojinegros un partido con un guiño cómplice y una impronta insospechada. Y porque el albo tampoco estuvo fino a la hora de la definición.

Y que no fue victoria para la visita porque nunca supo hacerse cargo de las riendas de un partido que pedía a gritos un dueño. Porque la expulsión le sumó responsabilidades y complicaciones a Newell's y además desnudó su falta de oficio para imponerse en la pulseada.

En el comienzo del cotejo, el conjunto de Cagna se exhibió dubitativo. Le costó hacer pie en los primeros minutos y le cedió la pelota y la iniciativa a su adversario. Por eso, desde el ingenio del chiquitín Pérez García, con Torassa y Rodríguez como socios de ocasión, All Boys se fue animando a merodear el área de Peratta con más decisión y agresividad.

Por eso no extrañó que a la salida de un córner, a los 32', Rodríguez le ponga pimienta y rosca a la pelota para sorprender a Peratta y abrir la cuenta en el Islas Malvinas. All Boys, con uno menos, guapeaba y se animaba a más.

Pero Newell's encontró inesperadamente su salvación. Muñoz se tuvo fe a los 47' y dibujó en el aire un tremendo zurdazo al ángulo superior derecho que puso el partido en foja cero. Y obligaba a todos a volver a empezar.

Parecía que el complemento podía renovar la propuesta rojinegra y que con alguna arenga de vestuario a cargo de Cagna iba a poder llevar el trámite a su conveniencia. Pero Newell's siguió ciego, impreciso y a la ventaja numérica nunca la trasladó al campo de juego y a chances de riesgo. Incluso siguió siendo All Boys el que creaba más peligro y se atrevía a ir por el segundo.

Los ingresos de Figueroa, Sperduti y Aquino no fueron solución, no arrimaron ideas y el equipo rojinegro caminó por la cornisa durante gran parte del complemento. Rodríguez tuvo dos claras para forzar el desequilibrio y Perea también, pero sólo fueron un susto.

Y después Valencia, que podía tirar toda la basura debajo de la alfombra si convertía sobre el final, dilapidó inexplicablemente su oportunidad y dejó a Newell's arrastrando sus viejos males, sin reacción futbolística y con la necesidad de triunfo insatisfecha. Una vez más el equipo se fue sin los tres puntos.

Búsqueda

En dos presentaciones Cagna hizo debutar desde el arranque a tres jugadores. Valencia con Arsenal, y Riveros y Muñoz ante All Boys. Todo parece indicar que seguirá buscando variantes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario