Ovación

Newell's mejoró pero se quedó en merecimientos y perdió ante Racing

Newell's fue superado en el primer tiempo, equilibró después y pudo haber empatado, pero no lo hizo y los puntos necesarios no se suman. Se complica el ciclo de Javier Torrente al frente del equipo que este torneo cosechó sólo 8 unidades de 24 en juego.

Jueves 22 de Septiembre de 2011

Newell's se quedó otra vez en el mismo umbral. Otra vez atado en la perversa estación de los merecimientos. Otra vez oprimido, lleno de preocupaciones por lo que pudo ser y no fue. Otra vez lamentándose por lo que tuvo en sus manos y desperdició por su propia impericia. Así se volvió el equipo de Javier Torrente luego de la derrota 1 a 0 con Racing en Avellaneda. Más allá de la evidente mejoría del segundo tiempo y las tres chances claras que tuvo para al menos arañar un empate, sigue sin levantar cabeza en la cosecha de puntos y esta caída lo obliga a establecer un gesto de reacción el lunes ante Godoy Cruz. Caso contrario, el ciclo del técnico entraría en una zona de turbulencia.

En el arranque fue el dueño de casa el que propuso una atractiva política de toques al servicio de las destrezas individuales. Moreno y Gutiérrez se pusieron el partido al hombro y desnivelaron con gestos técnicos notables.

La inspiración de los colombianos pudo más que la lógica del pizarrón y a los 6' Gio habilitó a Teo, y el goleador académico abrió la cuenta con un espectacular disparo que dejó estéril el vuelo de Peratta. Recién comenzaba el partido y para Newell's la cuesta se hacía empinada.

A los rojinegros les costó hacer pie. Es que de mitad de cancha para arriba Racing se movía rápido, cómodo y encontraba variantes en la elegante fantasía de Moreno y la endiablada pimienta de los botines de Gutiérrez. Era demasiado para la resistencia visitante.

A Newell's le convenía un desarrollo más acompasado, con menos velocidad y control de pelota. Pero no le fue sencillo tomar la posesión ante la calidad de los embates del local. Sólo de a ratos pudo encontrar aisladas combinaciones entre Bernardi, Figueroa y los delanteros. La única clara que tuvo fue un centro del ex Godoy Cruz que cabeceó Noir (23') pegado al palo derecho de Saja.

El resto fue todo blanquiceleste. Un cabezazo de Teo en el travesaño (18'), otro remate del centrodelantero cafetero que se fue alto a los 20', y a los 25' Hauche estuvo muy cerca con un tiro bajo y cruzado que llevó mucho peligro.

En el complemento Torrente metió mano, cambió el dibujo y también el mensaje. La Lepra se ubicó más cerca del área rival, pasó a un 3-3-1-3 con Bernardi como volante derecho y Aquino como referencia de área. Y así, apoyado en una clara modificación de la actitud, pasó a tomar con más firmeza las riendas del encuentro y contó con oportunidades de empardar la historia.

Con Racing con una marcha menos, Newell's se hizo cargo de los requerimientos que imponía el trámite y con más corazón que ideas fue por la igualdad. A los 8' Aquino entró sólo de frente en el área académica y su violento remate dio en la cara de Saja. Fue la más favorable para el elenco rojinegro. Después, a los 12' el paraguayo inquietó con un zapatazo que alcanzó a despejar Pelletieri.

Más tarde, las entradas de Camacho y de Valencia no alcanzaron para abrir grietas y llegar al gol. Hasta el Gordo Sperduti pudo vestirse de héroe en tiempo adicional, pero su remate por arriba fue controlado por Saja. Allí se fueron las ilusiones de Newell's, que se quedó otra vez con más merecimientos que puntos en los bolsillos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario