Ovación

Newell's manejó la pelota pero Lanús fue más efectivo a la hora de atacar

Newell's perdió por 2 a 1 ante Lanús en el arranque de la quinta fecha del torneo Clausura. La cuenta la abrió en el primer tiempo Hernán Bernardello pero a los cinco minutos Fritzler empató para el local. Luego, en el segundo tiempo, Sand puso al local en ventaja y después la Lepra no pudo encontrarle la vuelta al partido para poder, al menos, empatar. Newell's manejó una vez más la pelota con criterio y fue al ataque constantemente, pero no logró capitalizar los avances como sí lo hizo su rival.

Viernes 06 de Marzo de 2009

Newell's perdió por 2 a 1 ante Lanús en el arranque de la quinta fecha del torneo Clausura. La cuenta la abrió en el primer tiempo Hernán Bernardello pero a los cinco minutos Fritzler empató para el local. Luego, en el segundo tiempo, Sand puso al local en ventaja y después la Lepra no pudo encontrarle la vuelta al partido para poder, al menos, empatar. Newell's manejó una vez más la pelota con criterio y fue al ataque constantemente, pero no logró capitalizar los avances como sí lo hizo su rival.   

El primer tiempo se presentó abierto, con muchos espacios para trasladar la pelota. Ambos equipos propusieron buen fútbol aunque algunos jugadores no entraron muy concentrados. Y el primero en aprovechar esa circunstancia fue Newell's de la mano de Hernán Bernardello, quien cortó un pase largo en mitad de cancha, encaró solo y remató desde afuera del área. El disparo se desvió en un defensor local y la pelota ingresó al arco que defendía Bossio. Recién iban apenas 3 minutos.

La Lepra arrancó con todo, con ritmo demoledor pero otra vez lo pagó muy caro con una de las desatenciones que lo tuvieron a mal traer en los dos últimos encuentros. Habían pasado 5' del gol y el granate consiguió la igualdad desde los pies de Fritzler, quien se filtró solo por el segundo palo y venció al arquero Peratta luego de una pelota que peinó Sand en un tiro de esquina. 

Luego el partido se hizo de ida y vuelta. Lanús lo tuvo con un remate de Blanco a los 22' pero Newell's contestó a los 30' y a los 40' con un soberbio remate de Salcedo y un disparo cruzado de Mauro Formica, respectivamente. El primer acto fue entretenido,  emotivo y parejo, ambos equipos tuvieron buen volumen de juego y no fueron mezquinos a la hora de atacar. Quizás las más claras fueron para los leprosos aunque el granate no se quedó atrás. La figura del primer tiempo fue Bernardello, quien estuvo totalmente enchufado en el partido del primero al último minuto.

El complemento arrancó de manera similar al primer tiempo. Newell's tuvo la posesión de la pelota, la distribuyó y metió a Lanús en su propio campo por eso, a los 8', lo tuvo Schiavi de cabeza en un tiro de esquina. Pero Lanús encontró la receta para vencer a Newell's jugando las chances que tenía con pases largos al delantero Biglieri, que estaba bien de punta, y las escapadas de Blanco, el mejor hombre granate.

A los 10' llego lo peor. Un pase largo y en profundidad al ex delantero de River le trajo más de un dolor de cabeza a Roberto Sensini, quien no podía creer como su equipo proponía y tenía más volumen ofensivo, pero las situaciones las capitalizaba el contrario. Sucedió que Salomón le dio un pase perfecto a Sand, quien la bajó de pecho y de media vuelta le rompió el arco a Peratta.

Otra vez la pesadilla de los últimos partidos. Newell's colocaba contra las cuerdas a su adversario, pero no lograba liquidarlo y después sufría las consecuencias. Siempre le faltaban diez centavos para el peso. Así se vivieron las alternativas del segundo capítulo. El mejor ejemplo para ello fue la atajada heroica de Peratta a los 18', cuando Blanco encaró mitad de cancha en adelante solo y enfrentó al arquero y la jugó para que Sand la empujara. Pero el guardavalla voló y de un manotazo la sacó al córner. Pudo ser el golpe final para un Newell's que estaba invadiendo permanentemente el campo rival, pero no obtenía nada a cambio y quedaba mal parado.

Más tarde, Sensini apostó a una delantera de peso y así mandó a la cancha al goleador Leandro Armani para jugar junto al paraguayo Salcedo. Vangioni ya no estaba y Formica tuvo que cubrir ese espacio, sin perder poder ofensivo. Luego salió Bernardi y saltó a la cancha Cristaldo. Variantes y más variantes, que, en definitiva, no lograron revertir el marcador. Lo más destacado fue la vuelta de Bernardello, el mejor hombre leproso, un todo terreno, luchador incansable e impasable cuando de jugar en el medio se trata.

La previa

Desde las 21:15 en el sur bonaerense Newell's jugará una parada difícil ante Lanús en el segundo partido de la fecha 5º del Torneo Clausura. Los del Parque y los granates quieren seguir prendidos arriba y mantener el invicto por eso se espera un partido con juego abierto. En Newell's regresa Bernardello y Armani va al banco.

Newell’s deberá mostrar su juego ante el poderoso Lanús, un equipo sólido y de buen juego que anima nuevamente el torneo. Una buena parada para los conducidos por Roberto Sensini, que llegan a este duelo invicto pero con dos empates consecutivos en casa que generaron cierta bronca, bien entendida, por no haber sacado provecho de esa situación cuando hicieron méritos para conseguir más que dos puntos de los seis en juego.

El técnico no es de los que modifica mucho lo que funciona. Por eso sólo optó por meter un cambio cantado: el regreso de Hernán Bernardello, que cumplió la suspensión, en lugar de Pablo Monsalvo. El resto permanecerá inalterable, más allá de que en la semana había insinuado con meter a Leandro Armani de arranque para que acompañe a Salcedo, pero en definitiva se inclinó por ratificar a Mauro Formica (ver aparte).

Con el regreso del Cabezón al mediocampo, Newell’s recupera solidez y seguridad en la contención, donde Bernardi se acopló perfectamente al andamiaje rojinegro y el equipo marcó diferencias en las primeras presentaciones.

A Newell’s le puede sentar bien este tipo de duelos, donde el rival tiene jugadores con buen pie y no es mezquino, sino que apuesta por el juego ofensivo. Los de Sensini tienen la misma idea futbolística, aunque deberán corregir eso de cambiar golpe por golpe en determinados momentos —sobre todo cuando saca una ventaja— y saber defender un resultado.

La clave rojinegra puede estar en presionar a una defensa que muchas veces es vulnerable (el equipo recibió 4 goles) y en el arco Carlos Bossio no transmite la seguridad que el granate necesita.

Newell's está ante una buena oportunidad de pegar un salto cualitativo y recuperar cierta dosis de la confianza extraviada. El equipo va por buen camino y necesita de una victoria para seguir siendo aquel de las primeras fechas.



¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario