Ovación

Newell's lo aguantó con uno menos y un gran Unsain, y Maxi Rodríguez lo definió

El rojinegro, que jugó en inferioridad numérica durante media hora por la expulsión de Boyé, venció a Huracán por 2-0 con dos goles de La Fiera y sumó su tercer triunfo al hilo.

Domingo 04 de Octubre de 2015

Ganó Newell's. Venció a Huracán en el Coloso Marcelo Bielsa por 2-0 y sumó su tercer triunfo al hilo. Así ratificó su levantada tras una escasa cosecha de puntos durante varias fechas. Pero el equipo de Lucas Bernardi debió sufrir, y mucho. Porque tras ponerse en ventaja jugó media hora con un jugador menos y se le hizo cuesta arriba. Y si pudo mantener la diferencia en el marcador fue por la gran actuación del arquero Ezequiel Unsain. Pero también fue clave el aporte del delantero Maximiliano Rodríguez, que se despachó con un doblete.

El rojinegro salió a la cancha con la mente puesta en mantener la racha positiva. De entrada  intentó arrinconar a su rival de turno. Y las primeras imágenes del conjunto de Bernardi dejaron señales positivas. Porque propuso y dominó las acciones. Sin embargo, no consiguió profundidad y casi lo sufre en su arco. Primero lo salvó el arquero Unsain, y después el travesaño devolvió una pelota de gol.

En una de las primeras jugadas del partido Unsain volvió a justificar porqué lo eligió Bernardi para que se pare abajo de los tres palos. El pibe respondió voló a su izquierda y sacó una pelota que tenía destino de red. Y a los 13' el destino le hizo un guiño a los rojinegros. Tras una salida rápida, el delantero Cristian Espinoza sacó un remate cruza mientras entraba al área, y la pelota dio de lleno en el travesaño.

La primera llegada de peligro cierta de Newell's llegó a los 22', cuando el delantero Lucas Boyé econtró la pelota en el área chica y definió cruzado pero perdió en el mano a mano con el arquero Marcos Díaz.

Y la segunda fue gol. A los 36' un centro bajo desde la derecha del delantero Lucas Boyé encontró al delantero Maxi Rodríguez, que sólo debió empujar la pelota al fondo de la red.

Sobre el cierre del primer tiempo el Globo volvió a llegar con peligro. Volvió a lastimar con pelotazos en profundidad, pero no estuvo fino en el último toque.

Newell's salió a jugar el segundo tiempo con un cambio. El volante Hernán Bernardello reemplazó a Tonso. Estaba claro que la idea era manejar la pelota y aferraste a la ventaja. Su juego ya no era tan vertical. Porque la urgencia por buscar el arco rival no era tal.

Pero la entrada de el Cabezón Bernardello también sirvió para compensar la última línea rojinegra, que durante la primera mitad pasó varios momentos de zozobra.

El partido había entrado en el terreno que le convenía al local. No tenía ritmo y se disputaba en la mitad de la cancha. Pero a los 63' el delantero Lucas Boyé dejó a un equipo con uno menos tras ver la segunda amarilla. Entonces, la Lepra empezó a jugar condicionado ante Huracán, que se agrandó y fue a buscar el partido.

A partir de ese momento el Globo inclinó la cancha a su favor. Así tuvo varias situaciones de gol. Pero dos clarísimas que no derivaron en el empate porque el arquero Unsain tuvo dos respuestas brilantes. A los 75' y 80' el pibe le sacó ahogó el grito de gol al delantero Espinoza.

Newell's también tuvo una. El volante Denis Rodríguez aprovechó un error en el fondo de la visita, pero no pudo con Díaz, que le adivinó su intención.

La recta final del partido entregó la misma imagen. Con 10 miuntos por jugar el Globo iba y la Lepra aguantaba. Se aferraba a una ventaja que fue puesta en jaque varias veces. Y como dice una de las máximas del fútbol, los goles que no se hacen en un arco se sufren en el otro. A los 90' La Fiera dio una nueva muestra de su olfato goleador y apareció en el corazón  para liquidar el partido.

 

 

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS