Ovación

Newell's le ganó 1 a 0 a Godoy Cruz en Mendoza y comenzó la recuperación

Newell's comenzó a volver. De a poco, sin contundencia ni brillo, pero empezó el regreso. Sin renunciar a sus convicciones ni entrar en fatalismos, el equipo del Parque cerró con una leve sonrisa la funesta última semana. Venció a los tombinos con gol de Alexis Castro, a los 34 del segundo tiempo.

Domingo 13 de Abril de 2014

Newell's comenzó a volver. De a poco, sin contundencia ni brillo, pero empezó el regreso. Sin renunciar a sus convicciones ni entrar en fatalismos, el equipo del Parque cerró con una leve sonrisa la funesta última semana.

Restañar las heridas, de eso se trató la historia de este Newell's en Mendoza. Y la tuvo difícil en los primeros 45 minutos ante el prolijo equipo mendocino pero aprobó en intenciones y vocación.

De arranque tiró la presión bien alta tratando de que Bernardi fuera el eje, pero los rojinegros están imprecisos esta tarde y la posesión se le hizo cuesta arriba porque el rival propone una forma parecida de jugar, es decir con el balón en los pies.

ntonces sufrió la falta. Y también sufrió a Castillón, que hizo un surco por el sector derecho de su ataque y se cansó de ganarle a Casco.

Si bien tuvo una clarísima en los pies de Tonso, que la tocó sobre el cuerpo de Moyano ante la desesperada salida lejos del arquero y salió desviada, Newell's estuvo lejos de su mejor versión.

Aunque llegando a la media hora se adueñó de la bocha y avanzó en bloque, el predominio fue casi siempre tombino, que llegó vía Castillón, Obolo, Fernández y Castellani.

El cabezazo del juvenil Ponce, tras un buen centro de Figueroa, tuvo el manotazo salvador del arquero local que impidió el grito rojinegro. Y esa otra clara a favor de los del Parque equilibró la balanza en materia de chances, no tanto en juego, porque ya fue dicho, el predominio fue casi siempre local.

Tras el primer tiempo en el Malvinas Argentinas, la sensación es que Godoy Cruz fue un poquito más aunque Newell's con poco estuvo más cerca de romper el cero que su rival.

El comienzo del complemento sacudió la modorra en la que había caído el partido sobre el final de la primera parte.

Newell's se dio cuenta de que podía ir por más, que estaba un poco golpeado pero su juego aún ofrece handicap para intentarlo.

Y como Godoy Cruz jamás renunció a sus pretensiones, se armó de ida vuelta, golpe por golpe. En los primeros 15 hubo que contar otra clarísima de Tonso, que se abrió inexplicablemente cara a cara con el arquero, y un gol anulado por foul de Ponce al arquero.

En el área de enfrente, Aquino y Castellani no pudieron conectarla en un borbollón en las mismísimas narices de Guzmán, y Cabrera remató débil dos veces tras buenas jugadas previas.

Lunari movió el banco y buscó más frescura en la gestación y el ataque. Castro entró por Banega y Muñoz por Tonso, y Newell's ganó en velocidad.

Y ganó en poder de fuego: a los 34 Figueroa la dominó en tres cuartos con los ojos bien abiertos, la empaló perfecta para Castro, que se desprendió perfecto de una defensa en línea y quedó mirando de frente a Moyano. Con un remate bajo, que se coló entre las piernas del arquero, Newell's se puso en ventaja a unos 10 minutos del final.

Y los rojinegros se aferraron al triunfo, con uñas y dientes, porque los tombinos se vinieron con todo pero con pocas ideas. Entonces, el Patón no debió revolcarse mucho y Newell's sonrió un poco y cerró una de las semanas más aciagas de los últimos tiempos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario