Ovación

Newell's hizo todo el gasto pero Colón acertó en una y se llevó un triunfazo del Coloso

El once de Lunari dominó y superó en el juego a su rival, pero no tuvo puntería. El equipo del Parque sigue en una mala racha de no creer y fue derrotado por 1 a 0 ante su gente, que se fue preocupada.

Jueves 17 de Abril de 2014

Newell's buscó, dominó y superó en el juego a Colón. Hizo todo eso, menos el gol. El rival expuso su táctica: marcar, esperar y contragolpear. Así se llevó un valioso triunfo del Parque 1 a 0. Dos ideas expuestas sobre la cancha, dos apuestas futbolísticas diferentes. El más mezquino, no por eso criticable, se quedó con todo sin arriesgar tanto y, a la vez, se subió otra vez a la cima. Y el local, con las manos vacías.

Newell's se mostraba nuevamente en su casa, con el debut de local de Lunari como DT. Necesitaba una alegría ante su público, ese que reconoció el esfuerzo con aplausos tras la eliminación temprana de la Copa Libertadores.

Con bajas importantes, el técnico retocó la formación para afrontar el duelo ante uno de los animadores del torneo, que sufrió las ausencias de dos jugadores de valía como Graciani y Videla. Pero el primer acercamiento lo tuvo Colón a través de una pelota quieta, uno de los grandes problemas para controlar que tiene el leproso. Alario quedó solo para definir y Guzmán se hizo enorme y de pecho evitó el cachetazo. A partir de ahí las acciones se fueron repartiendo.

La Lepra tuvo la pelota y el Sabalero buscó la contra. Figueroa y Ponce inquietaron a Montoya. Contestó la visita con Alario, y otra vez el Negro avisó. Poblete y Mansilla marcaron en zona a Bernardi, quien se movía en tres cuartos de cancha tratando de darle fútbol al equipo en los metros finales y generar situaciones como para golpear.

Después de la media hora todo se tornó en intentos y en un juego anodino, intrascendente. Recién a los 38' apareció la mejor chance para Ñuls cuando Tonso, dentro del área, metió un zapatazo que Montoya tocó con el pie y lo mandó al córner.

Newell's fue pura intención. Llegando, sin ser letal. Una de las más claras para romper el cero la tuvo Casco con un remate tremendo golpeando la pelota en el travesaño.

Colón jugó de manera inteligente, conociendo sus limitaciones. Y Ñuls no encontró la vuelta para superar el cerrojo defensivo sabalero. Encima, en el momento en que más inquietaba, Bernardi protestó, vio la roja y dejó a su equipo diezmado cuando iban 74'. Tras cartón, a los 75', Meli envió un centro bárbaro para que Alario le ganara en el aire a Ortiz y marcara el 1-0.

La Lepra lo tuvo para empatar. También, es cierto, propuso y buscó siempre la victoria. Pero falló en la definición. Castro estuvo cerca de batir a Montoya. Figueroa metió un tiro libre perfecto y Landa sacó la bocha cuando iba en busca de la red. Y Guzmán, en la última acción, se pasó de largo cuando fue a buscar de cabeza el empate agónico.

Newell's hizo el gasto. Buscó, fue el protagonista (huérfano del juego que tiempo atrás tuvo) y se quedó sin nada. Hubo aplausos y reconocimiento para el equipo a pesar de que Colón fue quien se llevó el premio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario