Ovación

Newell's goleó a Chacarita y comenzó a vivir la vigilia del derby con una sonrisa

No siempre es sencillo marcar la superioridad ante un rival inferior. Por lo general en el fútbol argentino las diferencias se disimulan y hasta cuando juegan el primero y el último el trámite suele ser parejo. Por eso la gran virtud de Newell’s fue haber dejado en evidencia con absoluta claridad que hay un abismo entre el potencial futbolístico de un equipo y otro. No suele ser fácil, pero la Lepra supo dejar plasmado en el verde césped que está varios escalones por encima de este apático...

Domingo 11 de Abril de 2010

No siempre es sencillo marcar la superioridad ante un rival inferior. Por lo general en el fútbol argentino las diferencias se disimulan y hasta cuando juegan el primero y el último el trámite suele ser parejo. Por eso la gran virtud de Newell’s fue haber dejado en evidencia con absoluta claridad que hay un abismo entre el potencial futbolístico de un equipo y otro. No suele ser fácil, pero la Lepra supo dejar plasmado en el verde césped que está varios escalones por encima de este apático y prácticamente descendido Chacarita. Sin hacer nada de otro mundo, pero con conceptos claros los rojinegros se despacharon con una goleada tan justa como celebrada por sus hinchas. El instinto intratable de Cristian Núñez decoró el abultado 3 a 0 para que la antesala del clásico dibuje una sonrisa en el Parque. Ya no queda nada más importante que el derby del domingo y el mejor envión anímico y futbolístico fue la actuación que ofreció el equipo de Roberto Sensini. El clásico y toda su pasión ya están golpeando la puerta.

Con varios jugadores que habitualmente no son titulares Newell’s salió a enfrentar a un Chacarita a punto del naufragio. Y desde el minuto uno al noventa todas las acciones de juego fueron favorables a los leprosos. Los rojinegros manejaron a voluntad la pelota y la geografía del campo ante un rival que lució casi de rodillas, desencajado y totalmente apático. Pero había que plasmar esa diferencia sideral en goles y allí apareció en toda su dimensión Núñez, que se despachó con una tripleta inolvidable que posicionó a Newell’s de la mejor manera en la vigilia del clásico.

Fue un acierto la inclusión de Mauricio Sperduti como carrilero derecho, ya que el Gordo supo retroceder a la hora de dar una mano con la defensa, pero lo más importante fue su desborde constante pegado a la línea para convertirse en un puñal de la lentísima defensa funebrera. Incluso fue por demás de auspicioso el debut del pibe Villalba.

Arriba, Newell’s tuvo la pimienta que otras veces le faltó. Porque Formica finalmente fue titular y eligió casi siempre la mejor opción de pase o gambeta para que su equipo sea profundo. Diego Torres fue a todas y a la hora de terminar las jugadas estuvo lúcido y efectivo. Y ni qué hablar de Núñez, que entendió que para ser titular debe dejar la piel en cada pelota y además estar siempre en la foto final de los ataques. Por eso metió tres goles y hasta pudo gritar alguno más.

Fue goleada, festejo y tres puntos importantes en la carrera para conseguir un boleto a la Sudamericana. Newell's llega al derby rosarino afiladísimo e intentará darse la gran alegría del semestre el domingo en el Gigante de Arroyito. Los hinchas rojinegros lo pidieron a gritos y con la actuación de ayer hay sustento para ilusionarse con un triunfo ante los canallas.

Lucas Vitantonio

lvitantonio@lacapital.com.ar

El Negro Núñez se despachó con una tripleta inolvidable

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS