Ovación

Newell's fue más y tuvo las mejores chances pero no pudo vulnerar a Colón

Newell's igualó 0 a 0 con Colón, en un encuentro en el que fue el que más propuso y el más ambicioso pero que no encontró las armas para vulnerar a un Colón, que tuvo como único mérito ser ordenado para defenderse y aguantar el cero en su arco. Adrián Bastia, a los 27', e Ismael Quilez, a los 45', ambos en el complemento, fueron expulsados en el sabalero.  

Viernes 02 de Septiembre de 2011

Newell's fue el más ambicioso y el más claro de los dos. También el que tuvo más y mejores chances. Pero ni una cosa ni la otra le alcanzaron para vulnerar a este pobre y emparchado Colón que llegó al Coloso con la sola misión de no perder y terminó logrando el cometido, en buena parte por la falta de precisión y profundidad del equipo dirigido por Javier Torrente, que no pudo repetir todo lo bueno que hizo en el segundo tiempo ante Belgrano, en Córdoba, hace cinco días.

Fue un cero a cero que castiga a Newell's, por no encontrar los argumentos para vulnerar a este apático e insípido sabalero y que es mucho premio para un Colón que logró el objetivo de no perder para no agravar la crisis que desató la derrota ante Unión, en la fecha pasada.

Los primeros minutos del complemento fueron los mejores de Newell's en el partido, cuando intentó llevarse por delante a Colón y generó un par de situaciones propicias para convertir que no pudo plasmar en la red. En ese período de la Lepra fue el que propuso, fue más profundo y ambicioso, aunque con mucho vértigo y no siempre con claridad. Pero aún con esos argumentos le alcanzaba para generar peligro en la insegura área de Colón.

Así, con esos argumentos, tuvo chances que no pudo convertir. En una porque se molestaron entre Aquino y Vangioni, tras un buen centro de Sperduti, y el balón le quedó para el arquero Díaz, y en otra de Sperduti, que tras rebotar en un defensor, casi descoloca al arquero.

Paradójicamente, los cambios que intentó Torrente en el complemento en su afán de ser contundentes en ataque no dieron el resultado esperado y sólo terminó siendo un amontonamiento de gente en ofensiva que no le dio ningún rédito. Rédito que tampoco pudo sacar con la expulsión de Adrián Bastia, a los 28 del complemento, que lo único que hizo fue desnudar la incapacidad ofensiva de la Lepra ante una defensa que cada vez se cerró más contra su arco.

Es que funcionaba como un embudo y a medida que los jugadores de Newell's se acercaban al área sabalera parecían nublarse. Todo era fuerza y corazón, pero sin ideas ni claridad ni inteligencia para aprovechar los espacios ni explotar las puntas. 

Colón— Colón sólo un tiro libre que complicó a Peratta en el arranque del complemento y una jugada que armó Fuertes en soledad en el final, que se fue lejos. Sólo eso.

Y si esto fue una ataque desesperado y desordenado de Newell's en busca de una cabeza salvadora que nunca llegó, ni que hablar de lo que generó en el primer tiempo, dondo sólo una media vuelta de Ricardo Noir y una jugada notable en el área de Colón, que Aquino terminó muy mal, casi en el final de la etapa incial, fueron las únicas jugadas claras de 45 minutos en los que el partido fue anodino, chato y opaco, aunque la iniciativa siempre fue propiedad casi exclusiva d ela Lepra.

En definitiva el cero termina siendo un castigo excesivo para la falta de profundidad e inteligencia de uno (Newell's) y el conformismo y las dudas del otro (Colón). 

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario