Ovación

Newell's: errores comunes de una defensa por demás de frágil

Newell's es débil sin la pelota por fallas individuales, admitidas por Fernando Gamboa, y también colectivas. Las equivocaciones le cuestan goles y derrotas.

Viernes 27 de Agosto de 2021

Fernando Gamboa atribuyó la derrota frente a Defensa y Justicia a las equivocaciones en los goles. Y dijo que las fallas se repiten desde el inicio del torneo. El repaso de los tantos que le hicieron a Newell’s le dan la razón. La mayoría fueron obra de errores, aunque a diferencia de lo que manifiesta, no solo por responsabilidades individuales sino por cuestiones colectivas. La fragilidad defensiva deja expuesto al conjunto rojinegro y con poco le sacan diferencia. Y si encima no aparecen las variantes ofensivas, o no aprovecha las contadas ocasiones que tiene a favor, como pasó en Florencio Varela, es inevitable que pierda.

El desarrollo del partido contra Defensa y Justicia fue similar a otras presentaciones de Newell’s en condición de visitante. El conjunto de Fernando Gamboa elaboró pocas opciones de gol, en la misma medida que su rival, con la diferencia que le llegan y le convierten.

La falta de respuesta de los futbolistas con mayores responsabilidades a la hora de defender es un problema. También la definición y conformación del equipo. Hasta ahora ni el dibujo táctico ni la elección de los jugadores disimuló las fallas de determinados futbolistas que no tienen recambio porque el plantel es corto.

El conjunto rojinegro está preparado para atacar, para ejercer el control del juego desde la posesión, con las líneas adelantadas y siendo ancho y profundo. La actitud le sirvió en ciertos momentos para levantarse ante la adversidad. Pero no siempre resulta suficiente. La manera en que defiende, a partir de una presión alta, expone grietas del medio hacia atrás.

La libertad que otorga para que los encaren mano a mano a Cristian Lema y Facundo Mansilla es un riesgo enorme. La pareja de zagueros no es segura en el uno contra uno. Lema queda expuesto en cada salida lejos del área. No se anticipa, lo superan y le cuesta retroceder. Mansilla pierde menos seguido, aunque tampoco es una garantía. En Florencio Varela quedó clavado frente a la gambeta de Merentiel que culminó con el segundo gol de Defensa y Justicia.

Los marcadores de punta tampoco son firmes. Gabriel Compagnucci fue más productivo que Franco Negri, de un rendimiento inferior al del primer semestre del año. Pierde seguido la marca a sus espaldas.

La ausencia de un mediocampista central firme que obstruya por delante de la última línea y les dé una mano a los del fondo es un tema todavía sin solución. Juan Sforza no dio la medida. Mateo Macari jugó su primer partido de titular recién el miércoles, con un nivel apenas por encima de la irregularidad general. El titular, Julián Fernández, todavía no pudo volver tras el desgarro. Se lo esperó para el clásico y no llegó. A lo mejor reaparece el lunes.

Jerónimo Cacciabue, habitual volante interior derecho ante la ausencia de Pablo Pérez (regresaría ante Atlético Tucumán) tampoco colabora en la contención. Perdió el rigor táctico que lo caracterizó desde que puso un pie en primera. Corre mucho, sin orientación y perdiendo marcas.

En partidos de temporadas anteriores, esta clase de desajustes encontraban habitualmente como último recurso las manos salvadoras de Alan Aguerre. Pero el arquero actualmente muestra altibajos pronunciados. Contra Central fue uno de los puntos más altos. El último partido anduvo inseguro y en acciones puntuales se lo vio falto de tiempo y distancia.

El trabajo defensivo les compete a todos. No quedan exentos los extremos del equipo, ya sea Justo Giani, Maxi Comba o Jonatan Cristaldo, ahora afuera por una lesión muscular. Y ninguno de los tres son una barrera de contención por las bandas, aunque considerando que la principal función de ellos es atacar, el compromiso es menor.

Gamboa prepara un equipo que propone. Pero en la cancha muestra que es débil cuando lo atacan. La ventaja que otorga Newell’s sin la pelota es grande. Le costó goles y derrotas. El achique de espacios en campo propio, el retroceso y las coberturas son asuntos pendientes, con estos mismos jugadores, corrigiendo lo que hacen mal, cambiando a algunos o retocando el habitual sistema 4-3-3 para conseguir un conjunto menos vulnerable y que pague menos costos.

La mayoría de los goles, por culpa propia

Newell’s recibió 8 goles, de los cuales cometió errores evidentes en 6. En menor medida puede considerarse que hubo equivocaciones en los dos restantes, el cabezazo de Martínez en el clásico (1-1), ganándole de arriba a Compagnucci, y el segundo gol de Talleres (3-2), en una contra que aprovechó Carlos Auzqui.

Estas son cada uno de las goles donde se notaron fallas:

talleres.jpg

El 1-0 de Talleres: Newell’s quedó mal parado. Auzqui puso el pase largo desde cerca de su área. Bíttolo falló el rechazo, Santos corrió solo desde el medio y metió la pelota entre las piernas de Aguerre.

El 2-0 de Talleres: Mansilla calculó mal el despeje de cabeza y la pelota lo superó. Santos controló y ni bien Lema se arrimó la cedió para que Auzqui remate al gol sin otra oposición que Aguerre. La lepra ese día lo revirtió y ganó 3 a 2.

El 1-0 de Argentinos: Córner de Cabrera. Torren le ganó de arriba a Mansilla y Sabbag. Sforza perdió a Villalba, que alcanzó a conectar el balón. Aguerre tapó pero Villalba tomó el rebote y la empujó al gol, ante el quedo de Sforza, que reaccionó tarde en ir a buscarla. Newell’s perdió con ese gol.

El 1-1 de Estudiantes: Aguerre entregó mal con el pie a Sforza. Sanchez Miño capturó y tocó para Zuqui. Apertura para Manuel Castro, que definió arriba. Newell’s lo terminó ganando 4 a 2.

El 1-0 de Racing: Chancalay metió el tiro de esquina desde la banda izquierda al primer palo. Scocco estaba distanciado del poste, fue a buscar el balón y al intentar despejar la metió en su arco.

El 2-0 de Racing: Lovera pateó desde afuera del área, Aguerre dio un rebote largo hacia adelante y Fabricio Domínguez convirtió de derecha. Fue derrota por 2 a 0.

El 1-0 de Defensa: Lateral de Silva. Cacciabue se cruzó para evitar que la reciba Contreras, marcado por Lema. El volante le erró al balón y además perdió su marca, Hachen, que recibió la habilitación de Contreras, abrió la cuenta.

El 2-0 de Defensa: Otro saque de costado de Silva. Merentiel arrancó solo por el medio. Maccari fue en su búsqueda y chocó con el árbitro. Mansilla opuso débil resistencia a la gambeta de Merentiel. Pase al medio para Pizzini y definición. Otra caída por 2 a 0.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario