Ovación

Newell's: emoción y alegría por salir del fideicomiso

Cientos de socios de Newell's e invitados especiales participaron de un emotivo acto en el Coloso para celebrar el pago de la última cuota del salvataje judicial.

Jueves 01 de Abril de 2021

Fue una noche llena de emociones en el Coloso. Porque Newell’s celebró a lo grande haber saldado la última cuota del fideicomiso judicial y así ponerle un punto final a la tremenda deuda que generó la gestión de Eduardo López. Cientos de socios e invitados especiales se dieron cita en la visera Tata Martino para conmemorar un día trascendental para la historia institucional, ya que los rojinegros recuperaron la independencia económica tras cumplir con la abultada deuda: 9,5 millones de dólares. Así la Justicia ya no le seguirá reteniendo el 15 por ciento de los ingresos. Si bien no se trata de un logro deportivo ni mucho menos, la sensación que sobrevoló la noche del Parque fue que se obtuvo una “estrella” que ganaron todos los socios leprosos, tanto en el aspecto económico como en el democrático.

  Los socios en familia fueron llegando al estadio cuando todavía el sol irradiaba sus rayos sobre las tribunas del Coloso. Con estrictos protocolos por el Covid las personas al ingresar recibían una llave que simbolizaba la apertura del club, en contraposición a lo que fue la era de López, en la que la entidad estaba literalmente cerrada a los asociados. Entre los invitados especiales se destacaron las presencias de Guillermo Lorente, que fue electo presidente en diciembre de 2008; el maestro Jorge Griffa, que fue repatriado para trabajar en las inferiores; el reconocido periodista Eduardo van der Kooy; Enrique Borrelli, actual coordinador de inferiores, y Sebastián Domínguez, ex futbolista campeón en 2004.

  Ya con el sol en retirada comenzó el emotivo acto que contó con un escenario montado de espaldas al campo de juego. Se proyectó un documental con imágenes que rememoraban el pésimo estado de las instalaciones rojinegras cuando Lorente se impuso en las elecciones y debió asumir como presidente. El Coloso lucía casi en ruinas, con las plateas destruidas y con daños considerables en toda la infraestructura de Bella Vista.

  También se difundieron fotos y videos de lo que comenzó a ser la reconstrucción del club, con la colaboración inestimable de los socios que se pusieron a trabajar codo a codo para recuperar cada rincón de las instalaciones, asumiendo un notable sentido de pertenencia y siendo artífices preponderantes de lo que significó la restauración de la vida social y democrática del club.

  Una de las personas más ovacionadas de la noche fue justamente Lorente, visiblemente emocionado cada vez que los cientos de socios presentes lo aplaudían de pie. El mismo afecto recibió el maestro Griffa, símbolo de la extraordinaria cantera rojinegra de jugadores que alcanzó trascendencia mundial.

  A modo de resumen, en cuanto a cifras tras la gestión de López, en la Justicia las acreencias que se presentaron fueron por 42 millones de dólares, de las que se reconocieron 21 millones de la moneda estadounidense. Al pactarse el pago sin quita y sin intereses, por efecto de la licuación del pasivo en pesos, se terminaron pagando 9,5 millones de dólares, de los cuales 7 se solventaron en los últimos cuatro años de gestión.

  Pero más allá de los números, Newell’s logró ayer la independencia económica y a la vez celebró lo que significó en aquel momento el retorno de la vida social del club. Es más, no es dato menor que el próximo 25 de abril los socios tendrán otra vez la posibilidad soberana de emitir su voto y elegir a las nuevas autoridades del club.

Entre los oradores de la noche estuvo el reconocido periodista Eduardo van de Kooy, fanático leproso, que manifestó con emoción que “hoy se está enterrando la última parte de la herencia que López nos dejó”. Además valoró que “Lorente se animó a dar un paso al frente, a poner el cuerpo, que sirvió para recuperar al club. Por eso este es un momento de alegría. Es algo raro estar en una cancha y no estar viendo un partido (risas)”. Y cerró: “Esto es equiparable a la inauguración del hotel de Bella Vista”.

  También presente en el Coloso, Sebastián Domínguez, visiblemente emocionado y varias veces sin poder continuar hablando por las sensaciones que lo atravesaban, destacó que “Newell’s vuelve a ser libre, para seguir creciendo como lo necesita. Fue una sensación rara ser campeones en 2004, recuerdo que por ejemplo Bella Vista estaba desolada”.

  También se expresó el extesorero Jorge Riccobelli, a través de un video institucional y manifestó que “el club estaba en un estado deplorable y la institución corría peligro de desaparición, entonces por eso se buscó la figura del fideicomiso judicial ”.

  Además, en el video estuvo el testimonio del exjugador Luciano Vella, también campeón en 2004, que expresó: “Que sirva de lección para elegir a los próximos gobernantes. Como jugador pase una etapa mala que no se la deseo a nadie”.

  Por su parte, también envió un sentido mensaje Rafael Bielsa, embajador argentino en Chile, quien indicó que “la salida del salvataje, como fue la inauguración del hotel en Bella Vista, si bien no son estrellas, sin dudas que te permiten estrellas”.

  A su vez, se difundió un mensaje de Lucas Bernardi, capitán campeón del equipo de Martino en 2013, que destacó: “Ojalá que lo que pasó en el club no se repita en el futuro”. Y el maestro Griffa, presente en el acto, auguró que “Newell’s este siempre en el sitio que le corresponde”.

  Por su parte, tras el acto, el actual vicepresidente leproso, Cristian D’Amico, también muy emocionado expresó que “esto es casi como un campeonato, después de 20 años el club recuperó la libertad económica y legal. Esto es para los socios que son los verdaderos hinchas del club”. Y agregó: “Hoy nos sacamos la mochila de la gestión de López, una etapa nefasta que no puede volver a pasar”.

  De esta manera, Newell’s vivió una noche muy especial desde el aspecto simbólico, porque se cerró una etapa de desmanejos económicos de la gestión de Eduardo López que al club le costó muchísimo saldar desde fines de 2008 a la fecha. Por eso la emoción de los presentes en el Coloso, tanto de los socios de a pie como de los invitados especiales, entre los que también hubo exdirectivos. Pero además de la salida del salvataje lo que se celebró fue que la solución llegó con el club en democracia y con un gran esfuerzo compartido de todos los socios.

  Ahora vendrá otra etapa para el club, la de arbitrar los medios para estar saneados sin necesidad de la tutela judicial. Y también es para festejar que el próximo 25 de abril otras vez las urnas estarán abiertas para la elección de las nuevas autoridades.

Socios emocionados en la platea

Los socios llegaron con alegría al Coloso y esta vez no fue para ver un partido ni para gritar un gol. Lo hicieron con profunda emoción para cerrar una etapa en la que el club tocó fondo en todos los aspectos institucionales, como ocurrió en la gestión de Eduardo López. Y con la voluntad y esperanza de que el futuro sea mejor.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS