Clásico rosarino

¿Newell's contrató a un brujo para el clásico?

El hombre que le dio una mano a la selección en la clasificación al Mundial habría sido contactado.

Viernes 26 de Octubre de 2018

Para quienes no son habitués del mundillo futbolero, acaso el nombre de Manuel Valdez no les diga nada. Pero el hincha lo conoce y bien. Es el brujo que usó sus poderes para que la Argentina clasificara al Mundial de Rusia, aunque la paupérrima actuación del equipo argentino y su eliminación en octavos de final ponga en duda hasta dónde llegaban sus servicios. O habría que preguntarse si fue hasta esa instancia que alcanzó el dinero.
La cuestión es que, a pocos días del clásico entre Newell's y Central, que se jugará en otra ciudad y sin gente -ergo sin color ni folclore- el nombre de Manuel, "el brujo de Gonnet", como suelen llamarlo, entró a tallar fuerte.
"Sano con oraciones y con mis manos. Simplemente soy un sanador", dijo alguna vez Manuel al referirse a los servicios que prestaba, y por los cuales cientos de personas acuden diariamente a verlo.
Algunas versiones periodísticas dieron cuenta de que desde la dirigencia del club del Parque habría requerido los servicios de este hombre de 57 años que, para lograr la clasificación argentina, ingresó al vestuario del Estadio Atahualpa, en Ecuador, pidió las camisetas de Messi y Angelito Di María y rezó sobre los escudos de AFA de ambas prendas.
Nadie confirmó ni negó la reunión. Sin embargo, en el ambiente del fútbol es un secreto a voces que algún dirigente leproso, al menos, le habrían pedido presupuesto para ver si podían eliminar a su rival de toda la vida en los cuartos de final de la Copa Argentina.
La información trascendió y llegó a oídos de los dirigentes canallas, quienes se miraron entre sí y mostraron su preocupación. O al menos, se mostraron intrigados de saber si la información era consistente.
Sin embargo, desde el entorno de Manuel negaron enfáticamente que se haya puesto en contacto con dirigentes de alguno de los clubes rosarinos. Pero, como quien no quiere la cosa, también dejaron entrever que en caso de ser necesarios sus servicios, todo sería cuestión de conversar.
La pregunta del millón -en caso de que algún iluminado tuviera la intención de contratarlo- sería entonces cómo haría Manuel para ingresar al estadio de Arsenal el jueves
. Incluso hubo reuniones de los encargados de la seguridad del partido para impedir que tanto Manuel, como cualquier otro manosanta con poderes que pudieran influir en el desarrollo del partido, ingresen a la zona de vestuarios, y ni hablar del campo de juego.
Si las autoridades de la AFA y la Supercopa están al tanto de lo sucedido -y seguramente lo estarán- sería interesante preguntarles si no convendría requerir de los servicios de este hombre para ver si es capaz de empoderar a los gobernantes del fútbol argentino de una capa -como mínimo- de coherencia y eficiencia. Aunque después de todo, Manuel se dedica más bien a los conjuros, a los "trabajos"... Milagros, lo que se dice milagros, no hace.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});