Ovación

Newell's construyó una victoria con uñas y dientes y se trajo los tres puntos

El conjunto rojinegro superó por 2 a 1 a Sarmiento de Junín en un trámite muy chivo y donde sufrió hasta el final. La Lepra terminó muy replegado en la cancha. Se prendre más arriba.

Domingo 15 de Marzo de 2015

 Newell’s se exigió al máximo para llevarse el pozo mayor de Junín. Debió arremangarse y dejar la piel hasta el último instante porque con los destellos de fútbol no le alcanzó para tener una velada tranquila. Queda todo dicho con el hecho de que Ustari fue la gran figura del Eva Perón porque estuvo a los revolcones. Es cierto que los goles de Castro y Scocco amagaron con que los rojinegros iban a llegar sin sobresaltos al final, pero nada de eso ocurrió. El descuento de penal de Gervasio Núñez y la arremetida del Kiwi pusieron en jaque a la victoria. Igual Newell’s logró tres puntos valiosos, que sirven para apuntalar conceptos y por sobre todo meter a la Lepra en el lote de arriba de la tabla.

   En el primer tiempo Ñuls pasó varios sofocones. Sufrió demasiado en las narices de Ustari. Porque al equipo del Tolo le costó hacer pie. No logró manejar las riendas del trámite y dividió la pelota más de la cuenta, ante un rival que con sus recursos limitados igual tiene una propuesta de juego ofensivo. El uno leproso no tuvo tregua.

   Ya a los 7’ Ustari se arrojó abajo ante Núñez, después hizo vista en un tiro por elevación de Nicolás Sánchez que rebotó en el travesaño. Y luego estuvo rápido para retroceder ante una vaselina de Núñez. A Newell’s le costaba hacer pie, chocaba con los defensores verdes y no lograba claridad para progresar.

   Pero este plantel tiene jugadores de jerarquía y Scocco adivinó el pique al vacío de Castro, le puso la pelota sobre la cabeza para que definiera. Un buen gol leproso, más producto de un rapto de dos individualidades, que la consecuencia de un dominio sostenido.

   Núñez volvió a preocupar y su cabezazo en la boca del arco se desactivó en el achique providencial del uno leproso. Al vestuario a repasar la letra. En el complemento los de Gallego se pararon 20 metros más adelante y comenzaron a manejar el trámite. Casco y Cáceres se animaron a pasar y Bernardello y Villalba (ambos sufrieron sobrecargas) hicieron pie en la obtención de los rebotes.

   Por eso no fue casualidad que antes de los 10’ la visita clave el segundo. Centro con rosca de Figueroa, la bajó Cáceres y Nacho pulverizó su enemistad con la red y gritó su primer tanto en el torneo.

   Newell’s pareció sentirse más cómodo en el trámite y Sarmiento, ya sin las ideas claras del primer tiempo fue para adelante a los ponchazos. El Tolo buscó oxigenar el medio y la línea de volantes.

   Sarmiento casi descuenta con una chilena de Cacheiro. Enseguida la pelota dio en la mano de Cáceres, Trucco sancionó penal, Núñez lo canjeó por gol y a sufrir. El Tolo no se puso colorado y mandó a la cancha a Paz para intentar fortalecer el perímetro aéreo. Ñuls ya estaba decido a defender la ventaja con uñas y dientes con una línea de cinco defensores.

   Con incertidumbre, deslucido y muy replegado, Ñuls conservó el 2-1 y los tres puntos se subieron al micro que volvió a Rosario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS