Ovación

Newell's, Central y la búsqueda del juego perdido

En este año Central y Newell's deben recuperar el juego. Edgardo Bauza y Héctor Bidoglio saben que, más allá de cada una de la agenda de sus compromisos, están obligados a ensamblar un equipo competitivo.

Jueves 10 de Enero de 2019

En este año Central y Newell's deben recuperar el juego. Edgardo Bauza y Héctor Bidoglio saben que, más allá de cada una de la agenda de sus compromisos, están obligados a ensamblar un equipo competitivo. Ese conjunto que tenga una identidad futbolística, que pueda exhibir un rendimiento eficiente. Un formato que permita dejar atrás ese raquitismo en el desempeño que les impidió sistematizar el funcionamiento requerido.

No se trata de trazar un paralelismo porque ambos clubes transitan momentos institucionales diferentes. Pero si en un aspecto convergen es en esa necesidad de configurar una idea que desplace a esa precariedad que por momentos mostraron en el 2018. Donde algunas actuaciones merodearon lo inconcebible.

El objetivo de Newell's es sumar puntos en los diez partidos pendientes de esta Superliga para proyectarse con mejor promedio y tranquilidad a la edición 2019/2020.

Central también comparte esa meta en los once encuentros (tiene postergado el cotejo con River), además de tener la satisfacción de afrontar el reto de jugar la Copa Libertadores. Como así intentar vencer a Boca para quedarse con la Supercopa.

Pero para todo ello cada uno debe atender su juego. Los primeros refuerzos dotaron a los planteles de jerarquía por sus antecedentes. Maximiliano Rodríguez, Fito Rinaudo y el colombiano Jarlan Barrera sin dudas que constituyen recursos de calidad para facilitar la búsqueda de un mejor funcionamiento. Y todavía faltan algunos más, para lo cual los clubes tienen tiempo de gestionar, pero cuanto antes lleguen será mejor.

El Patón admite con razón que la conquista de la Copa Argentina no lo exime de la responsabilidad de lograr que su equipo juegue bien. Bidoglio reconoce que las dos victorias que logró en idéntica cantidad de partidos durante su interinato no lo absuelve de la necesidad de tener que armar el juego.

Ellos son conscientes de que la única forma de proyectarse favorablemente es produciendo buen fútbol.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});