Ovación

Newell’s cambió, puso garra, además le anexó juego y le dio resultado

Hizo un clic y a puro corazón se puso de pie en el clásico. Luego fue práctico y cortó 8 fechas sin victorias ante los sanjuaninos. Consolidó la levantada con vocación ofensiva con Estudiantes.  

Miércoles 30 de Septiembre de 2015

No hay dudas de que Newell’s hizo un clic. Y lo hizo en el partido en el que justamente este ciclo de Lucas Bernardi parecía jugarse el pellejo. Fue en el clásico de la fecha 24ª, en la visita a Central, porque más allá del folclore se trataba de un rival durísimo que está peleando palmo a palmo el título con Boca y San Lorenzo, y allí comenzó a gestarse la reacción rojinegra. Fue 0 a 0, pero con sensación de materia aprobada, de prueba de vida y crédito abierto. Hubo respuesta emocional a partir del amor propio y el corazón de un plantel que llegaba muy golpeado. Luego vino la trabajosa victoria ante los sanjuaninos en el Coloso, también con el esfuerzo como bandera. Y el lunes a la noche al sacrificio y a la disciplina táctica, Newell’s le anexó un juego vertical y efectivo, de alto vuelo en el primer tiempo, que le permitió vencer a Estudiantes y certificar que la recuperación leprosa está en marcha y pinta bien. Así hay futuro. Hay ilusión. Hay porvenir, a pesar de que el equipo está obligado a crecer y redoblar el compromiso en todos los aspectos.

Lo dicho, el clásico fue el punto de partida para cortar la primera racha adversa, la que más le dolía al hincha y obviamente al plantel. Y si bien no fue victoria, el empate cortó cuatro derrotas en serie ante el eterno rival y sirvió de puntapié inicial para reconvertir el proyecto Bernardi. Oxigenarlo. Potenciarlo. Plantear un mojón para recomenzar el camino.

La excursión a Arroyito fue todo corazón, disciplina táctica, dientes apretados y arriba el recién llegado Lucas Boyé bancando todo para complicar a los defensores rivales y mostrando credenciales de delantero con clase. Un nueve astuto y valiente para sostener la pelota. Allí, en el Gigante, se vio un Newell’s aguerrido y plantando un cerrojo inexpugnable atrás. Fue el punto de partida, con más corazón que fútbol, pero con la sensación de refundación de ciclo. Era apenas el primer escalón de la recuperación.

Luego había otra racha adversa por delante que debía cortarse. Newell’s necesitaba ganar luego de ocho partidos sin conseguirlo. Y los sanjuaninos fueron la presa para el 1 a 0 con grito de Maxi Rodríguez, y ahí la Lepra terminó apretada aguantando el resultado con un jugador menos por la roja a Víctor López. En ese segundo tiempo otra vez se puso el overol y achicó espacios contra Ezequiel Unsain. Fue triunfo y otra racha superada. Otro paso adelante. Otro peldaño escalado.

El último lunes había otro desafío por delante. Ganar fuera de casa. Seis meses sin conseguirlo, con el último registro en la era de Américo Gallego ante Sarmiento de Junín era muchísimo tiempo de sequía en suelo adversario. Y Newell’s dio otro paso al frente. Jugó un excelente primer tiempo, movió la pelota en campo contrario, fue vertical a partir del notable eje que significó Lucas Boyé pivoteando y se fue al descanso dos goles arriba, que pudieron ser más. El propio Boyé de cabeza y un bombazo de Denis Rodríguez establecieron la diferencia que jamás se modificó.

Y fue en La Plata, con el tremendo respaldo del público que pudo acompañar otra vez fuera del Coloso. Desde lo futbolístico Newell’s no perdió la enjundia y el orden táctico de los partidos anteriores, pero le agregó la cuota de fútbol.

Fue a partir del control efectivo de la pelota, la dinámica para ahogar la salida rival y con rotación inteligente de los volantes y delanteros. Fue un 4-3-3, bien definido, aplicando la pizarra preferida por el DT.

La mejor versión leprosa ante el Pincha fue en los 45 minutos iniciales, luego en el complemento fue el tiempo de bancar la diferencia de dos goles y achicar espacios en campo propio para tener campo libre para la contra. Las réplicas no tuvieron la claridad deseada, aunque hubo un tiro de Martín Tonso que abolló el travesaño.

Para soportar los embates pincharratas surgió otro apellido clave, como el de Unsain, que no solo tapó un penal sino que no entregó ningún resquicio dentro del área. Dio otra prueba de que es un gran proyecto de arquero, aunque como todo pibe debe tener abierto el margen de error.

La victoria de visitante fue la tercera cuenta saldada, pero lo más importante es que los resultados se fueron dando desde la mejoría en el funcionamiento táctico y el nivel ascendente de las individualidades.

Ahora el desafío será apuntalar y mejorar este andar sin turbulencias. A Newell’s no le sobra nada y necesita seguir levantando en todas las valencias del juego para conseguir el certificado de equipo confiable.

Este es el reto en las últimas cuatro fechas en las que el objetivo es meterse en la liguilla Pre Sudamericana. Newell’s se puso de pie y debe seguir caminando. Está en pleno proceso de recambio y formación. Antes no era un desastre ni ahora una maravilla.

Hoy vuelve al trabajo pensando en Huracán

Hoy por la mañana arrancará la semana de trabajo leprosa, ya apuntando los cañones al partido del domingo, a las 19.30, ante Huracán, por la 27ª fecha del torneo. Con el ánimo renovado por haber logrado dos victorias consecutivas y sumado 7 puntos sobre los últimos nueve, los rojinegros ahora se enfocarán de lleno en la clasificación a la liguilla Pre Sudamericana, como objetivo excluyente en las cuatro jornadas que restan.

El plantel se reencontrará en el predio de Bella Vista. Y si bien como se dice “equipo que gana no se toca” hay varias cuestiones a tener en cuenta. En especial por la recuperación de los lesionados y por los jugadores que estarán disponibles tras purgar la suspensión.

Ignacio Scocco comenzará a entrenar con el resto del grupo para ver si logra estar disponible para el partido ante Huracán. Igual en caso de llegar no sería extraño que sume minutos desde el banco de suplentes.

Mientras que será más complicado que puedan estar en la consideración el volante Hernán Villalba, con una distensión muscular, y el mediocampista ofensivo Víctor Figueroa, afectado por una dolencia en el sóleo. Igual el cuerpo médico analizará sus recuperaciones.

Los que sí podrán retornar son Víctor López y Hernán Bernardello, ambos tras haber cumplido una fecha de sanción. Claro que en la defensa Nehuén Paz respondió satisfactoriamente ante Estudiantes y podría seguir. Y para que ingrese Bernardello deberían salir Mateo o Denis Rodríguez, pero ambos cumplieron ante el Pincha. Otra opción sería que se adelante Denis Rodríguez y deje el puesto Martín Tonso, alternativa que asoma poco probable.

Con el paso de los días, Bernardi irá mostrando las cartas. Es obvio que la venia de los resultados entrega mayor tranquilidad para pulir los defectos y potenciar las virtudes.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS