Ovación

Newell's busca algo de paz

La llegada de Diego Cagna no alcanzó para moderar los ánimos en Newell's. La dirigencia leprosa negó por lo bajo renuncias en la mesa chica.

Domingo 16 de Octubre de 2011

La llegada de Diego Cagna no alcanzó para moderar los ánimos en Newell's. Mucho menos sirvió el desabrido empate en cero del viernes ante Arsenal en el Coloso. El nuevo paso en falso en condición de local encendió el reclamo de los hinchas que se sintió con vehemencia en el tramo de cierre del partido. La salida de la cancha tuvo ribetes caóticos en la zona del playón de estacionamiento y los rumores de renuncia sobrevolaron las adyacencias del vestuario rojinegro. Pero, por lo bajo, los dirigentes se encargaron de desmentir ayer la posible salida de algún integrante de la mesa chica de decisiones leprosas.

Luego de la igualdad con los del Viaducto, los trascendidos apuntaban principalmente a la figura de Gustavo Dezotti y ponían en duda sus chances de continuidad. Sin embargo, desde el seno de la comisión directiva intentaron no darle lugar a los rumores y buscaron bajar mensajes conciliadores y de serenidad. "No es el momento de hablar de estas cosas. Además, en este barco estamos todos, en los aciertos y en los errores", le comentó ayer un alto directivo a este diario. De esa manera, el núcleo dirigencial evitó la exposición mediática pero expresó signos de apoyo entre filas.

Algunos dirigentes se mostraron sorprendidos por la aparición de estas especulaciones. Otros remarcaron que en el inicio de un nuevo ciclo no aporta nada agitar el clima institucional, que en estas fechas lo más importante es enfocar en lo futbolístico y transmitirle un apoyo total al nuevo entrenador para que pueda enderezar el rumbo de un equipo que sigue cuesta abajo y así empezar a recolectar puntos sustanciosos en el tramo final del torneo.

Y los más allegados al mánager, trataron de repartir en partes iguales la responsabilidad dirigencial en este presente futbolístico y destacaron el trascendental aporte del Galgo en el arranque de esta gestión cuando realizó un trabajo minucioso para tratar de que el club no pierda jugadores tras la asunción de Guillermo Lorente. "Es un hombre importante para el club", recalcaron.

"Este fin de semana queremos tranquilizar las aguas", confió otro encumbrado directivo rojinegro, quien reconoció que hubo algunos llamados cruzados durante la jornada pero que no se manejó oficialmente el tema en cuestión. Probablemente, entre hoy y mañana se podría llevar a cabo un cónclave, pero la mayoría apunta que no surgirían definiciones al respecto.

De esta manera, Newell's continúa su marcha tratando de esquivar las piedras del camino. Su mal trance acarrea un cerrado espiral de complicaciones y el trabajo de Cagna asoma como una solitaria luz de esperanza para forjar una reacción más que necesaria.

Una temporada muy floja en el Parque

Los problemas de Newell’s en condición de local se reflejan en el rubro estadístico. Es que en los últimos 11 partidos que actuó en el Parque (990’) solamente marcó 5 goles. Y en 6 de esos 11 juegos no marcó. Vale destacar que durante el 2011, la Lepra jugó de local 15 partidos y sólo ganó 3 (Lanús, All Boys y Colón). El resto fueron 8 empates y 4 derrotas. Sacó 17 puntos de 45 posibles (37%).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario