Tenis

Nadia Podoroska brilla bajo el cielo de París y se metió en Roland Garros

La rosarina jugará por primera vez el cuadro principal del Grand Slam francés. El tenis sólido y la fortaleza mental fueron clave para este momento excepcional en su carrera

Viernes 25 de Septiembre de 2020

El sueño parisino de Nadia Podoroska sigue en pie. O mejor dicho, ya es una realidad. Así, la rosarina de 23 años y mejor tenista sudamericana del momento, se metió en el cuadro principal de Roland Garros por primera vez en su carrera. Este viernes, la Rusita (131ª del ránking de la WTA) superó con una solvencia estupenda a la china Xinyu Wang (146°), olímpica de la juventud en Buenos Aires 2018, por 6/2 y 6/3 en una hora y 13 minutos.

Si la presión que significa estar en el umbral de un cuadro principal de Grand Slam no se hacía notar, Nadia Podoroska no iba a tener mayores problemas para sortear a Wang. Y no los tuvo. No porque la asiática no tenga recursos suficientes, aún a sus 18 años, sino porque la rosarina es la tenista argentina del año. Atraviesa la mejor temporada de su carrera y se supera a sí misma en cada semana. Está sólida con su tenis pero también con su físico y mentalmente. La cabeza, ese aspecto que en el tenis es tan importante como sacar una buena derecha, muestra evolución constante.

Hace unos 15 días, cuando Podoroska ganó el ITF 60 de Saint Malo en Francia, reconoció que no jugó al mejor nivel y que ganó con más garra y corazón que con juego, un juego que se vio brillante en el WTA de Praga, por ejemplo, de superior jerarquía a Saint Malo. Pero cuando el despliegue no aparece como se quiere, ganar de otra manera aporta lo suyo y la rosarina a eso, lo entiende a la perfección. La madurez, en todo sentido, que viene mostrando casi coincidentemente con su mudanza y residencia en España hace algo más de un año y medio (trabaja con el equipo de Tenis Positivo, academia de los argentinos Emiliano Redondi y Juan Pablo Guzmán), le está dando rédito. Y su hambre, sus ganas.

https://twitter.com/tennispositivo/status/1309427306574819328

Mientras hace su camino y encara los sueños propios, la Rusa rosarina, que creció sin una referente fuerte en el tenis argentino (siempre dice que le hubiera gustado tenerla) se erige como tal para las que vienen atrás. La semana pasada, en una nota a este diario, la capitana del equipo nacional de Fed Cup (ahora Billie Jean King), la tucumana Mercedes Paz, dijo que los triunfos de Nadia la trascienden, porque también son para el resto de las chicas que vienen atrás. Traccionan, motivan. Sin quererlo, y aunque se lleve bien con la condición de líder del tenis femenino, lo está haciendo.

La solidez y el aplomo que mostró estos días en París, más su tenis expuesto en gran versión, decantaron en este ingreso al cuadro principal de mayores. Y es un datazo por donde se lo mire: de hecho, hacía siete años que una argentina no se metía en ese codiciado main draw de singles (la última fue la sunchalense Paula Ormaechea en 2013). Para Nadia será su debut absoluto en el major francés, el preferido de los tenistas argentinos, por tradición y superficie. Intentó ingresar dos veces desde la qualy, como junior y como profesional. La tercera fue la vencida. Tiene toda la lógica por el momento que atraviesa.

En 2016, con 19 años, Podoroska dio el golpe en el Abierto de EEUU y se metió por primera vez en un Grand Slam de mayores, en Flushing Meadoes. Entonces, se convirtió en la primera rosarina en lograrlo, tras 26 años. La última jugadora de la ciudad en jugar un major había sido, hasta allí, Viviana González Locicero. Aquel 2016 pintaba para ser una temporada de ensueño, pero comenzó a derrumbarse con lesiones y es desde fines de 2018 que Nadia volvió a empezar prácticamente. Pasó de no saber si volvería a jugar al tenis, si podría, cuando no encontraba solución a sus problemas en la muñeca, a resurgir como el Fénix y retomar esos sueños que empezaron a gestarse mientras era muy chiquita y jugaba a la paleta en la playa con su papá.

EiwBr-mXkAAZenr.jpeg

Ahora que Roland Garros es un hecho, las luces de París parecen más impactantes. Puede ser, aunque la rosarina tiene algo claro: los pies de la tierra no se despegan. De pronto la hacen volar, pero es todo en su justa medida.

Por la primera ronda de ese cuadro principal de singles Nadia irá ante la belga GreetMinnen (111ª), de su misma edad y evitó así en el sorteo a Karolina Pliskova, segunda preclasificada, quien también va contra una proveniente de qualy. Si bien aún no se conoció el orden de partidos, es probable que a la rosarina le toque presentarse el domingo.

PARA EL ILUSIONISTA NO PUDO SER

Además de Nadia, otro rosarino estaba en el umbral de Roland Garros: Renzo Olivo (208°). Sin embargo, pese a dar batalla contra el duro estadounidense Michael Mmoh (177°), el Ilusionista terminó cayendo por 6/4, 2/6 y 6/3. Para Renzo, igualmente, fue una semana de alto nivel tenístico y más que positiva teniendo en cuenta que las últimas temporadas fueron de altibajos y está intentando reencontrarse con su mejor tenis.

El correntino Leonardo Mayer (123°), en tanto, cayó en la última ronda de qualy ante el serbio Nikola Milojevic (143°) por 6/7, 6/2 y 6/3.

Diego Schwartzman, Guido Pella, Juan Ignacio Londero, Federico Delbonis y el rosarino Federico Coria ya tenían su lugar asegurado en el main draw, por ránking.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS