Ovación

Nadal tiró la toalla en el Abierto de Australia

Buscaba el pasaje a semifinales pero una lesión lo obligó a retirarse del certamen

Miércoles 24 de Enero de 2018

El abierto de Australia sufrió un fuerte impacto en la novena jornada. Sin dudas, el mayor del torneo, ya que Rafael Nadal, Nº1 del mundo y finalista hace un año en Melbourne, tuvo que abandonar por lesión en cuartos de final. Fue la segunda vez que le ocurrió esto al español en este Grand Slam y esta vez fue Marin Cilic el que se abrió paso a semifinales.

La voz entrecortada, los ojos vidriosos, la mirada perdida. Haciendo un enorme esfuerzo para subir tres pequeños escalones y sentarse frente a los micrófonos. Con una enorme preocupación, así el mallorquín se despidió del torneo.

El número uno del mundo dijo basta cuando perdía por 3/6, 6/3, 6/7 (5/7), 6/2 y 2/0 ante Cilic. Una lesión en el sector superior del muslo derecho, del cual no hay aún diagnóstico, obligó a Nadal a abandonar el partido después de casi cuatro horas de intensa batalla en la pista del Rod Laver, un escenario que se está convirtiendo en maldito para el español.

"En el cuarto set, en un movimiento, un drop shot creo, sentí algo, una molestia muscular. En ese momento pensé que algo sucedió, pero no me di cuenta lo malo que estaba pasando. Al final fue algo serio, ya no podía rendir al ciento por ciento", explicó Nadal.

"Trabajé duro para estar aquí. Hicimos todo lo que creíamos era lo correcto para estar listo. Creo que estaba bien... sí, yo estaba jugando un partido que podía pasar cualquier cosa: ganar, perder. Estoy siendo honesto. Estaba jugando bien también", agregó el líder del ránking ATP, campeón de este Grand Slam en 2009.

"Son momentos difíciles. No es la primera vez que me lesiono en este torneo. Siento que se me fue una oportunidad; pero soy una persona muy positiva y sé que tengo que seguir hacia adelante, pero la tristeza que tengo ahora es enorme, porque es difícil de aceptar que vuelva a caer lesionado. No soy alguien que le gusta retirarse de los partidos, pero no podía ni moverme. Mi pierna estaba totalmente bloqueada y cuando estoy así es imposible poder pelear por la victoria", contó. Muchos problemas son los que están sufriendo los tenistas y de hecho hubo figuras que se quedaron afuera del segundo semestre de 2017, como pasó con Novak Djokovic, Andy Murray, Stan Wawrinka, Kei Nishikori y Milos Raonic. Ese mismo parate, por otra razón física, lo padeció Roger Federer en la segunda mitad de 2016. "Estamos en un momento en el que hay muchos tenistas lesionados y creo que los que mandan en el circuito deberían pensar mejor en la salud de los jugadores, ya que acabamos la mayoría de las temporadas con mucha fatiga y poniendo en peligro nuestra salud. Hay vida más allá del tenis y no podemos jugar tanto y sobre todo en estas superficies. Creo que el principal problema de todo son las superficies duras", concluyó el español.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario