Roland Garros

Nadal no conoce límites

"¿Cómo sabemos cuando alcanzamos nuestro nivel más alto?", se preguntó días atrás Rafael Nadal.

Lunes 11 de Junio de 2018

"¿Cómo sabemos cuando alcanzamos nuestro nivel más alto?", se preguntó días atrás Rafael Nadal. "No se puede saber", respondió y continuando con su idea destacó que "si uno cree que alcanzó su nivel más alto (...), es una mala forma de encarar los siguientes entrenamientos". "Seguro que existe el límite pero no puedo pensar que existe", afirmó el español en la previa, y ayer ofreció una perfecta radiografía de su reflexión frente a Thiem en la final. El título conseguido ayer en Roland Garros escribe una nueva página de una historia legendaria que no deja de aumentar.

Pero corona, además, una gira de arcilla que empezó con apenas rodaje, tras la lesión de psoas ilíaco que lo obligó a retirarse del abierto de Australia y perderse los torneos de Miami e Indian Wells, a principios de año.

Sin embargo, el límite nunca existió para el de Manacor, que firmó este año resultados tan notables como los del año pasado, cuando resurgió y ganó dos de los cuatro títulos de Grand Slam de la temporada.

De momento en la arcilla, él manda. Y está dispuesto a nunca dar nada por sentado ni a perder el hambre y a seguir escribiendo la historia. En la final fue claro: levantó su nivel de juego en los momentos clave y nunca le dio opción a su rival de soñar con el título, incluso cuando tuvo calambres en la mano izquierda.

En esa medida, su sed de victoria es proporcional a su conciencia de los años: Nadal sabe bien que no es infinito, aunque en París lo parezca, y por lo tanto quiere aprovechar las ocasiones.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario