Ovación

Nada de oportunismos, sí unión para ayudar

Newell's ingresó en un trance aún más profundo y encendió las luces de alerta.

Lunes 12 de Febrero de 2018

Newell's ingresó en un trance aún más profundo y encendió las luces de alerta. Ya la incertidumbre estaba planteada desde hace tiempo, pero la falta de resultados positivos _como siempre sucede_ aumentan los interrogantes. Y se ingresa en un terreno de la preocupación más intenso que sumado a los desaciertos dirigenciales de los últimos tiempos no hacen otra cosa que elaborar un cóctel de preocupación. También el terreno queda preparado para el oportunismo de determinados sectores que estaban desaparecidos —o al menos eso parecía— para salir a la escena mostrando cierta pesadumbre. Que, por supuesto, no es desatinada por todo el contexto que atraviesa la entidad. Si el equipo ganara toda la crisis económica, institucional y dirigencial quedaría escondida detrás de la palabra resultado, lo que siempre sucede en este bendito deporte. Cuando ocurre lo contrario los problemas existenciales que tiene sobre el lomo la entidad afloran por todos lados y se multiplican. Cuestión que no debería ser tan así, si no atender cada punto más allá de una victoria, empate o derrota. Y los que conducen deben informar fehacientemente a los socios cada movimiento o acción que se ejecuta y tanto socios como oposición ser fiscales de contralor. No sólo participar o intentar hacerlo sólo en los momentos más críticos con el fin de sacar provecho de determinados momentos plagados de dificultades. Siempre se dice que se piensa en el bien del club. Y para demostrar que esto es así y no simplemente estrategias políticas hace falta demostrarlo con hechos, no sólo con palabras. Trabajando por sacar a este Newell's que está inmerso en una crisis no sólo de identidad futbolística, sino con una deuda pos paraguas judicial que va in crescendo más allá de estar bajo la tutela de un juez. La actual CD tenía en época de elecciones la solución a muchas de las desatinadas decisiones que habían adoptado la anterior gestión (dicho sea de paso, ¿nada se investigó?). Los que están afuera parecerían tener el remedio mágico, entonces lo conveniente sería que aporten ideas y los actuales abrir las puertas y se dejen ayudar dejando de lado las diferencias. Para que de una vez por todas esa repetida frase de "queremos ayudar al club" se transforme en un hecho concreto. Y no una de ocasión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario