Ovación

Nacho Scocco tuvo su regreso soñado en Newell's con el golazo del triunfo

"Cada noche de los seis años que estuve afuera del país me acostaba y soñaba con el día del regreso a Newell's. Llegó el momento y por suerte todo se dio de la mejor manera", dijo el goleador..

Miércoles 22 de Agosto de 2012

"Soñé mucho con la vuelta a Newell's. Cada noche de los seis años que estuve afuera del país me acostaba y soñaba con el día del regreso. Llegó el momento y por suerte todo se dio de la mejor manera. Jugando de local, con toda la gente y pudiendo convertir. Lo más importante fue haber ayudado al equipo a ganar un partido que hoy por hoy vale seis puntos", confió ayer Ignacio Scocco en la charla mano a mano que mantuvo con Ovación, todavía con el recuerdo intacto en la retina del golazo que anotó el lunes por la noche en la enorme victoria por 2 a 0 ante los sanjuaninos, que depositó a Newell's en lo más alto del torneo Inicial, cumplida la tercera fecha del certamen.

Nacho ayer al mediodía no podía ocultar su felicidad. Es que su vuelta a casa se dio al mejor estilo de una película de Hollywood, con un final épico y cargado de emoción para un producto genuino de cantera, que antes de emigrar dio la vuelta olímpica en 2004. Preparen, apunten, fuego, fue la secuencia letal que armó Scocco entrando en posición de ocho y sacando un misil impresionante desde afuera del área que se clavó en el ángulo del desesperado Ardente. En el arco del Palomar, ahí anidó la perla inolvidable de Nacho.

—Como dijiste soñaste con volver a Newell's , ¿pero con hacer tamaño golazo al ángulo también?

—Soñé muchas cosas. Uno cuando se va y tiene ganas de volver sueña con muchas formas de regresar, pero de ahí a que se hagan realidad es difícil. Por suerte pude cumplir uno de todos los sueños que tuve y lo más importante es que el gol sirvió para darle tranquilidad al equipo, en un momento en que estábamos haciendo un esfuerzo enorme por haber jugado mucho tiempo con un hombre menos (fue expulsado Víctor López). Pude colaborar con el equipo, darle tranquilidad.

—¿Cómo recordás la jugada del gol?

—Los sanjuaninos estaban buscando el empate. Sabíamos que los podíamos agarrar mal parados en cualquier momento. Pablo (Pérez) tuvo la oportunidad de peinar una pelota, yo había quedado mano a mano con un defensor y lo pude anticipar, puntearla. Y antes de que me cruce el otro central decidí patear al arco. Me tuve fe y confianza. Por suerte la pelota entró un lugar difícil que el arquero pueda llegar.

—¿Le apuntaste al ángulo?

—Si te digo que la quise poner en el ángulo te miento. Sí busqué el segundo palo porque era un remate en diagonal y el arquero iba a estar cubriendo el primer palo.

—Con el gol explotó el estadio, ¿qué se te vino a la cabeza?, ¿lo podías creer?

—Muchas cosas se me vinieron a la mente. Todo el tiempo que estuve afuera, el esfuerzo de mis seres queridos, mi mujer, mi hijo, mi familia y amigos del pueblo (Hughes), mis representantes, además de los dirigentes del club que hicieron un esfuerzo grande. Tuve la chance de meter un gol muy especial para mí.

—¿Cómo estuvo el vestuario después del partido, ya que en la noche del lunes en el Coloso se vivieron muchas cuestiones emotivas?

—Había una alegría enorme de todos por haber ganado un partido importantísimo. A la hora de mirar la tabla de los promedios es un rival directo y por eso fue un encuentro de seis puntos. Y también sirve para buscar ser protagonistas del campeonato y para estar peleando en la tabla de la Libertadores.

—Además del gol se te vio muy bien con la pelota, suelto y con movilidad. ¿Esperabas estar tan bien en el primer partido o creías que te iba a costar un poco más agarrar ritmo de competencia?

—Me venía sintiendo bien en la semana, estaba cómodo, en lo técnico y en lo físico. Cuando entré en el segundo tiempo sabía que al estar el partido abierto se haría más fácil porque había más espacios. Me sentí muy bien y espero seguir así en el futuro. Lo principal es siempre ayudarle al equipo en todo lo que pueda.

—Este gol espectacular te da una confianza enorme para seguir probando de media distancia, algo que es una de tus principales virtudes desde que debutaste en la primera de Newell's.

—La confianza obviamente te la dan los minutos en cancha y los partidos. Y si podes convertir es un punto extra en lo anímico. Igual acá lo principal es que el equipo siga de esta manera, ganando y sumando puntos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario