Ovación

Mundial de hockey: Argentina goleó a Sudáfrica y por primera vez clasificó a semifinales

Los Leones escribieron ayer una nueva página en la historia al alcanzar las semifinales del Mundial de La Haya tras golear a Sudáfrica por 5 a 1, en la última jornada de la fase clasificatoria.

Miércoles 11 de Junio de 2014

Los Leones escribieron ayer una nueva página en la historia al alcanzar las semifinales del Mundial de La Haya tras golear a Sudáfrica por 5 a 1, en la última jornada de la fase clasificatoria.

Joaquín Menini, Gonzalo Peillat, en dos ocasiones, y Lucas Vila, también en dos oportunidades, firmaron los goles de la victoria del equipo albiceleste conducido por el técnico Carlos Retegui. Descontó Clinton Panther.

El partido ante Sudáfrica se convirtió en el más importante hasta el momento al haber sido la llave que permitió a Los Leones abrir definitivamente la puerta de las semifinales, algo nunca antes conseguido por el hockey argentino masculino.

El conjunto albiceleste sabía perfectamente lo que estaba en juego y se preparó para realizar un trabajo duro, confiando en sus propias habilidades.

Apenas comenzado el encuentro, Agustín Mazzilli se atrevió con un disparo de revés elevado. El arquero sudafricano salvó con lo justo.

Luego de dos ocasiones perdidas, Argentina encontró una chance concreta en su primer córner corto. Un remate del goleador Peillat fue al centro, a los pies del arquero rival.

El segundo córner no tardó en llegar y Peillat, que tiene bien estudiado al rival, lanzó al primer palo, otra vez sin suerte.

Después Juan Gilardi, con un flick, envió la bocha al área y tras el rebote en la defensa, Menini apareció para abrir el marcador.

Más tarde llegó el tercer córner corto y, tras un segundo rebote, Peillat la clavó en el ángulo.

Argentina se fue al descanso 2-0 arriba y sin que Sudáfrica le hubiera generado zozobras.

En el segundo período, el equipo africano se animó a jugar más, se adelantó en el campo y exigió a un Vivaldi que lució impecable para desviar un disparo de Lloyd Norris-Jones.

Por su parte, Peillat robó una pelota en su defensa y, de contragolpe, se escapó solo al área pero falló en la definición.

Pero, acto seguido, una jugada maradoniana de Lucas Vila permitió el tercer gol, clavando la bocha en el ángulo.

Descontó Sudáfrica con una lucida maniobra individual de Panther, pero la Argentina liquidó el pleito con sendos tantos de Peillat (otra vez aprovechando un corto) y Lucas Vila (con un revés clavó la bocha en la red).

La chicharra sonó y marcó el final del partido. Los 18 jugadores del plantel celeste y blanco se abrazaron en el medio de la cancha, y poco después se tomaron de las manos y fueron a saludar a la no muy numerosa pero efusiva hinchada, integrada por familiares, amigos y deportistas, que alentaron desde el primer minuto.

La victoria ante el conjunto africano cerró una muy buena fase de grupos, que comenzó con una derrota frente a Holanda, anfitrión y subcampeón olímpico, y que luego dio un giro inesperado con la victoria por 1 a 0 frente a la poderosa Alemania.

El conjunto argentino fue de menos a más y encadenó cuatro éxitos consecutivos dejando en el camino, además de los alemanes, a Nueva Zelanda, Corea y Sudáfrica.

Ahora, los chicos argentinos se cruzarán el viernes con Australia en las semifinales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario