Ovación

Misión imposible: cazar a Rossi

En esta secuencia de la película, parece que Matías Rossi no deja que nadie le saque el papel protagónico. No tiene rivales

Domingo 12 de Octubre de 2014

En esta secuencia de la película, parece que Matías Rossi no deja que nadie le saque el papel protagónico. No tiene rivales. Aunque en automovilismo todo es posible, y vaya si él lo sabe (basta recordar lo que pasó en este mismo circuito en 2012, cuando perdió el título por un accidente en la serie), el Granadero se quedó con una nueva pole, sumó 2 puntitos más, nadie podrá alcanzarlo ni aunque abandone hoy en la 13ª final del año (a las 13.05, TV Pública) y ya puede ir probándose la corona. Facundo Ardusso, su escolta en el campeonato y uno de los dos pilotos zonales en el TC, hace lo que puede. El otro, Juan Marcos Angelini, también, con otro Dodge a los que el dibujo del Mouras les cae mal. En un año diseñado a medida de los Chevrolet, ni siquiera Christian Ledesma, otro chivo que ayer lo escoltó, parece tener con qué.

Por eso “La 15” se paseó orgullosa por los boxes, antes que lo hiciera “La 4” de Ford, por ese código que respetan los tuercas de que el que gana toma la posta. Y Rossi les ganó a todos el viernes, porque ayer, excepto Agustín Canapino para subir al 9° lugar, nadie mejoró. Pudo hacerlo Angelini, pero al de Carreras se le voló la toma aerodinámica al salir de boxes para clasificar y repitió el tiempo del viernes que lo dejó 20°, partiendo hoy 7° en la 2ª serie.

Ardusso exprimió al mejor Dodge de la categoría, pero no arrimó tampoco y quedó 11°, para partir 4° en la 2ª manga que comandará Ledesma, la misma de Angelini. Con 20 kilos más que sus rivales de Chevrolet que ganaron (al igual que Mariano Werner), y 40 más que el resto de los chivos que no ganaron, parece un milagro que el de Las Parejas ostente su candidatura al título. Pero el Flaco, que en su segundo año en el TC cumple una campaña excelente, sólo la califica como “buena” porque quiere más. Y sabe que “será muy difícil. Tenemos un techo y los Chevrolet están mejor”.

Angelini no llevó a su Dodge al rol principal que tuvo en la segunda mitad del año pasado y está más lejos en la Copa de Oro. Pero puede esperarse algo más, aunque por la cantidad de curvas lentas del Mouras, donde se dobla hasta en 1ª marcha, no es extraño que la marca del carnero vaya para atrás. Con 20 kilos menos que Ardusso, no pudo llevarlo a su altura aún.

“Ganamos muchas carreras este año, pero sentí que el auto estuvo mejor que nunca”, dijo Rossi, desalentando aún más al más optimista. Viene de ganar en San Luis en la 1ª fecha de la Copa de Oro y ahora, con 96 puntos, le sacó a su escolta Ardusso 49,50, por lo que con 45 por disputarse hoy, no podrá superarlo. El parejense igual hará lo imposible, más allá de que eso hoy parece eso: imposible.

Alejandro González, parecido a Traverso pero no igual

Para esta carrera en La Plata, se inauguró el Museo del TC (ver aparte) y aunque recién se anunció para hoy la presencia de varios autos en pista, uno pareció haberse escapado antes. Pero no fue así. Aunque a simple vista parecía el Chivo campeón de Juan María Traverso, con el auspicio violeta de un correo privado, en realidad se trató del auto del rosarino Alejandro González, que dejó el color negro y deslumbró con su nuevo ploteado, aunque en pista se rozó con Federico Pérez, fue recargado por exceder la velocidad en la largada y encima cambió motor, por lo que largará 24° la final hoy del TC Pista.

La vedete fue en realidad Camilo Echeverría, que volvió tras unas paperas, ganó la pole y la serie más rápida y partirá (11.05, TV Pública) adelante la final del TC Pista, que tuvo a los otros zonales desdibujados.

El líder de la Copa de Plata, el rafaelino Nicolás González, fue el mejor de ellos pero no lució. Fue 5° en la serie más lenta que ganó Juan José Ebarlín, pero le alcanzó para tomar más distancia, porque el Manu Urcera y Mauricio Lambiris terminaron atrás. Pero está claro que el mayor peligro se llama Echeverría, que se viene con todo.

En tanto, el de Cuatro Esquinas Sebastián Diruscio, que cierra las posiciones, no avanzó y sólo fue 71396991858 en su manga. Ramiro Galarza, que luego del brillante trabajo en San Luis, es el 31396991858 de la tabla general sacando a los 12 de la Copa y por lo tanto entra hoy, fue para atrás, pero sabiendo que es el peor circuito para las Dodge de los que quedan. Correrá para sumar lo más que se pueda, lo mismo que el rosarino González, aún con aspiraciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario