Ovación

Miller sorprendió bajo el agua y clavó la pole

Pedrosa y Zarco completan la grilla para la final de hoy. Los peso pesado, de cola.

Domingo 08 de Abril de 2018

La vuelta perfecta. El golpe justo. Jack Miller se lució bajo el agua de Termas de Río Hondo. El australiano dejó a todos atónitos en este circuito. Se coló como pancho por su casa a la fiesta que estaba preparada para los grandes peso pesado de la categoría. El piloto de Alma Pramac Racing fue el gran infiltrado a la hora de la clasificación. Sin fichas a favor en la mesa de las apuestas, el veloz piloto hizo saltar la banca al abrochar su primera pole en MotoGP. Verlo en pista ayer fue un espectáculo porque supo sacarle rédito a la Ducati en un suelo húmedo y mojado cuando el grueso menguaba. Dani Pedrosa (Honda) y Johann Zarco (Yamaha) completaron el podio y hoy saldrán en la primera parrilla de largada en la final, la segunda del calendario, que se largará a las 15 y ofrecerá 25 vueltas.

"Fue una linda tanda porque conseguimos optimizar el rendimiento general. Estoy muy feliz por esta pole", expresó un efusivo Miller en rueda de prensa. "Habrá que ver mañana (hoy) cómo se desarrolla todo. Pero si la pista está seca, sé que no podremos pelear adelante en iguales condiciones", deslizó con honestidad.

Detrás del destacado trío que lideró Jack quedaron Tito Rabat (Ducati), Alex Rins (Suzuki), Márc Márquez (Honda), Aleix Espargaró (Aprilia), Andrea Dovizioso (Ducati), Maverick Viñales (Yamaha) y Cal Crutchlow (Honda). Quedó claro que hubo apellidos para todos los gustos entre los diez primeros lugares.

Con respecto a la estrategia a emplear en la vuelta rápida, la clave era no caerse. No pasarse en una curva. El suelo estaba seco en gran parte. Pero tenía agua en otras. En la curva siete fundamentalmente. Y es ahí donde la mayoría cedía tiempo porque al no tener gomas rayadas, la moto se desarticulaba. No así Miller, quien se floreó como pez en el agua en todo instante y dejó además clavado como una lanza a Valentino Rossi en uno de los flashes que brindó la clasificación.

El australiano no tiene una gran marquesina en este circo. Pero se las ingenia para dar la nota en cada función. Ayer fue el actor principal. Anuló por completo a los máximos candidatos. Tales los casos más salientes como los de Marc Máquez (Honda), quien había volado el viernes y era el firme favorito para quedarse con una nueva pole. El español tuvo altibajos y quedó sexto.

Otro que no levanta es Valentino Rossi. La Yamaha sigue sin destacarse. Recién se está disputando la segunda fecha. Pero no va. El popular italiano, el único que hace estremecer a todos los hinchas en las gradas, largará hoy 11º. Ni mencionar a Jorge Lorenzo (Ducati), que fue 14º.

La jornada sabatina tuvo sol. En otros momentos mucha lluvia. Y en ciertos pasajes nubes grises que asustaban. Pero eso no impidió que en pista se librara una gran batalla entre estos jinetes que sobresalen montados a verdaderas bestias tecnológicas.

La cita de hoy promete un plato cargado desde tempranito. Incluso se espera un caudal mayor de gente. Termas sigue siendo una gran fiesta. Pero esta ciudad concentrará toda atención mundial de las ruedas cuando a las 15 se largue la esperada gran final, que tendrá 25 vueltas a pura expectativa.

Rodrigo sale adelante

Gabriel Rodrigo recibe en la puerta de su box a Ovación con una pícara sonrisa. Tenía motivos de sobra para hacerlo, por cierto. "Sí, estoy muy contento porque empezaré la final de casa en primera fila. Es muy gratificante haber clasificado tercero además", exclamó el piloto de KTM que corre con licencia argentina y empleó 1m 54s 330/1000. "Estamos yendo de menor a mayor, y eso es bueno", acotó el juvenil que terminó detrás de la KTM de Marco Bezzecchi (1m 54s 088) y del poleman Tony Arbolino (1m 53s 782), que maneja una Honda. Hoy a las 12 será final de Moto3 a 21 giros sobre el moderno trazado termeño.

"Estamos siendo rápidos, sea en piso seco o mixto. Eso indica que estamos preparados para hacer una muy buena carrera mañana (hoy) en casa", respondió un confiado Rodrigo al final de una intensa jornada sabatina, que por momentos tuvo lluvia, solo nubes muy grises.

El hispanoargentino también confesó que "es un placer correr en este país, al que aprendí a querer mucho por mi padre. De hecho, decidí utilizar la nacionalidad argentina en el campeonato y pintar el frente el mi moto con los colores de la bandera. Es muy significativo defender esta bandera". Con respecto a lo que espera para hoy, ya que será la segunda gran final de la temporada, Gabriel fue sincero. "Antes que nada habrá que ser muy inteligente a la hora de salir a pista y ver en qué condiciones está el piso", sostuvo. "Igualmente buscaremos terminar adelante porque sería además un lindo momento desde lo personal", respondió el juvenil, quien dejó sentado que "este es el Gran Premio más importante del año para mí por todo lo que representa correr en lo que considero mi país".

Vierge, el más veloz

En Moto2 también hubo muchísima acción sobre una pista que ofreció adrenalina y emoción. Y quien logró sobresalir por ser más eficaz a la hora de acelerar en la vuelta rápida fue Xavi Vierge a bordo de una Kalex. El español marcó 1? 56s 137. A su vez, el italiano Lorenzo Baldassarri (Kalex) fue segundo, mientras que tercero quedó el británico Danny Kent (Speed Up). Alex Márquez (Kalex) no pudo repetir el repertorio del viernes y fue octavo. Otro peso pesado como Miguel Oliveira fue séptimo. Hoy a las 13.10 será la final, pactada a 23 giros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario