Ovación

Messi volvió con un doblete en la goleada del Barcelona y demostró que la magia sigue intacta

El crack rosarino volvió al terreno después del Mundial para marcar el primer gol antes del entretiempo y el segundo a los 17' del complemento. Javier Mascherano fue expulsado.

Domingo 24 de Agosto de 2014

Lionel Messi se reencontró con el gol marcando un doblete y el Barcelona ganó hoy 3-0 de local ante Elche para iniciar con una victoria la liga española, como la nueva etapa de Luis Enrique de DT.

Los azulgranas se vieron obligados a jugar con uno menos tras la expulsión del argentino Javier Mascherano a los 42 minutos, pero para entonces Messi ya había encarrilado el partido a los 41 con una diana de autor, zafándose de tres rivales.

No contento con su primer tanto, el delantero argentino apareció de nuevo a los 63 para firmar el tercero del choque; y de incrementada dificultad, pues sorteó a cuatro defensores antes de batir al arquero.

La ausencia del brasileño Neymar por una lesión de tobillo no supuso problema alguno para el Barsa, que se congratuló de la irrupción del canterano Munir El Haddadi, autor del segundo tanto a los 46.

Los de Luis Enrique tampoco echaron en falta al uruguayo Luis Suárez, sancionado hasta el 24 de octubre por la Fifa, pues el Elche jamás inquietó el arco defendido por el chileno Claudio Bravo, elegido titular mientras se espera la recuperación del alemán Marc ter Stegen.

El Barsa apenas debió esforzarse en defensa ante un rival acomplejado y pisó el acelerador en ataque desde el inicio, con Ivan Raktic cómodo al volante en el rol de Xavi Hernández. Solo la entrada a la cancha de un gato negro y consecuente parón de juego alteró el arranque azulgrana con Messi, Andrés Iniesta y Munir de protagonistas.

El tercero, de insistentes movimientos ofensivos, abrió las hostilidades con un disparo a la cruceta tras servicio de Iniesta, quien a su vez impactó la madera con otro zurdazo lejano. El equipo de Luis Enrique se manifestó asertivo a la hora de atacar el muro de contención visitante desde todos los ángulos posibles: en corto o en largo, desde fuera o por dentro.

Fue finalmente por el centro donde se gestó el primer gol tras robo y profundización de Sergio Busquets para Messi, quien exhibió sus mejores virtudes mediante control orientado y zarpazo en carrera, raso e inapelable, rodeado de contrarios.

El descanso se antojaba apacible, pero apenas un minuto tardó el Barsa en complicarse la existencia, pues un pelotazo largo del arquero del Elche propició una escapada de Rodrigues con consecuencias funestas para los azulgranas: derribo de Mascherano y expulsión por tarjeta roja directa.

La inferioridad numérica, sin embargo, ni se notó tras la reanudación, y Munir tardó escasos segundos en marcar el segundo tanto del partido con un suave toque elevado, tras pase bombeado de Rakitic.

Resultó una digna imitación de Messi que propició otra nueva aparición del astro para reclamar el foco. Si el primer gol dejó desconcertados a los defensores franjiverdes, el tercero desesperó a toda la zaga: el rosarino se adueñó de un balón en el área y lo resguardó eliminando contrarios hasta encontrar y el resquicio justo por donde alojarlo en la red, lejos del alcance de Przemyslaw Tyton.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS