Rusia 2018

Messi: "Nos dicen pechos fríos y cagones que no ganamos finales"

Messi dijo que aspira de mínima a llegar a semifinales y que ganar un Mundial es muy difícil. Se quejó del exitismo argentino.

Miércoles 16 de Mayo de 2018

Siempre que habla, Lionel Messi es noticia. Ayer la señal deportiva TyC Sports emitió una nota que le hizo en Barcelona en la intimidad de su museo y ahí dio frases para el análisis. Por ejemplo, marcó cuál será un buen Mundial para Argentina: estar entre los cuatro primeros y, si lo ganan, no tiene dudas en afirmar que "sería lo máximo". Y, relacionado con ese objetivo, descargó su critica hacia esa mirada propia del argentino, que califica permanentemente como fracaso haber llegado (y perdido) a una final de la Copa del Mundo, además de las otras dos seguidas posteriores de la Copa América.

En el museo de Messi hay camisetas para todos los gustos y colores. Por supuesto, no podía faltar la de Newell's, como también una de Central que le dio su ex compañero de la selección Javier Pinola, cuando estuvo en Arroyito. Hay muchas de Barcelona, como la que le dedicó especialmente su gran socio en la despedida, Andrés Iniesta, y también la del Real Madrid que usó su amigo Angel Di María. En ese lugar, el rosarino capitán del seleccionado argentino, que como siempre irá por la gloria, dijo que una buena Copa del Mundo será "estar entre los mejores cuatro".

En ese sentido, Messi agregó que "Argentina mínimamente merece estar ahí por la historia que tiene. Si bien nos costó muchísimo llegar hasta esa instancia en el último Mundial, tenemos que volver a estar ahí". Y por supuesto, alcanzar la gloria "sería lo máximo porque todavía no se me dio".

Y al poner un objetivo de semifinales como "bueno" para la selección en Rusia, por supuesto que Messi se refirió a la final perdida con Alemania en el Mundial de Brasil. Ahí le afloró el malestar por la cultura resultadista del fútbol argentino. "En cualquier otra parte del mundo, una selección que llega a tres finales seguidas, creo que es valorada y respetada por lo que hizo. Nosotros no, nosotros somos unos pechos fríos, unos cagones que no ganamos finales. Yo estoy de acuerdo con el Pipa, ¿cuánto hace que una selección, un grupo de jugadores, no llegaba a una final del Mundial o las de la Copa América? Y no es fácil llegar a una final y menos en un Mundial. Hay cinco o seis candidatos, no es que Argentina juega contra ninguno", advirtió.

Por eso el rosarino admira a Alemania, que le ganó aquella final mundialista en adicional, porque "vienen sosteniendo una idea y haciendo las renovaciones en el momento justo. Ojalá fuéramos como Alemania", dijo. "Tienen otra manera de prepararse, de dejar trabajar a la gente y de juzgarlos y ver lo qué hacen", indicó.

Alemania es uno de esos candidatos de los que habla Messi y otro fuerte para él es Brasil. "Llega muy bien colectivamente, tienen buenos jugadores a nivel individual y como grupo funcionan muy bien. Se cierran bien atrás, tienen jugadores fuertes y te salen de contra y te liquidan con jugadores rapidísimos como Ney o Coutinho. Saben muy bien lo que hacen y tienen mecanizados los movimientos a nivel grupal. Tuvieron la mala suerte de tener a Neymar parado, aunque no sé si es bueno o malo porque llega descansado", explicó. Y en el selecto grupo puso además a España y Francia.

Messi sigue respirando fútbol y por eso hoy no se ve como técnico cuando cuelgue los botines, y da a entender claramente que será en Barcelona. "Estoy en el mejor equipo del mundo, una de las mejores ciudades, con la familia acomodada y mis hijos con amigos. No tengo necesidad de cambio. Sé que todos los años peleo por ganar todo. El reto me lo pongo yo cada año y no necesito ir a otro equipo para demostrarle nada a nadie".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario