Ovación

Messi, Lo Celso y Di María, los zurdos no anduvieron derecho

La pata rosarina tuvo una discreta actuación en el triunfo ante Perú. Di María pudo convertir en el primer tiempo pero en el segundo se apagó y fue reemplazado

Jueves 14 de Octubre de 2021

La pata rosarina en el triunfo de Argentina ante Perú no pasó de la medianía después de aquellas actuaciones rutilantes frente a Uruguay, esencialmente en los casos de Lionel Messi y Giovani Lo Celso. Ni Leo ni Gio pudieron lucirse como lo hicieron hace apenas unos pocos días. Nada de lujos, toques sutiles ni desequilibrio, a tono con el resto, incluso con lo que ofreció Angel Di María, que fue el más incisivo de los tres pero en el primer tiempo, ya que en el segundo se desinfló.

No era fácil volver a tener un partido como el que hicieron ante Uruguay, pero igual les costó. Tuvieron la oportunidad de demostrar algo más porque Argentina manejó la pelota más tiempo que Perú, pero la intrascendencia de ellos fue similar a la del resto de un equipo que no jugó ni por asomo a como lo había hecho el pasado domingo.

Leo Messi tuvo un par de arranques explosivos, que levantaron a los hinchas argentinos en el Monumental, pero no mucho más que eso. Siempre la jugó redonda, como de costumbre, aunque le costó encontrar sociedades. Pudo convertir de tiro libre en el segundo tiempo, pero Gallese le adivinó la intención.

Di María.jpeg
Di María trató de juntarse con Messi cada vez que pudo.

Di María trató de juntarse con Messi cada vez que pudo.

Lo Celso deberá conformarse con haber completado otros 90 minutos (fue reemplazado a los 93 por Exequiel Palacios), lo que claramente le juega a favor en esto de asentarse entre los titulares. Generó algunas faltas, pero también le costó cuando buscó el desequilibrio.

Di María quizá fue el más punzante de los tres. Como extremo por izquierda esta vez Fideo fue quien más cerca estuvo de convertir. En el primer tiempo llegó tres veces a posición de gol, pero sus remates fueron todos desviados. A los 27’ del complemento Scaloni lo reemplazó. Los tres zurdos rosarinos, como el resto, esta vez no caminaron derecho.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario