Ovación

Messi insistió con que duda en volver a vivir a Rosario por la inseguridad

Leo aseguró que cuando deje el fútbol quiere "vivir lo que no puede hacer por el día a día"

Domingo 18 de Marzo de 2018

Lionel Messi dejó en claro que no sabe dónde va a vivir cuando deje de jugar al fútbol. El crack de Barcelona manifestó que duda en volver a vivir en Rosario por el grado de inseguridad que se vive en la ciudad porque "te matan por una bicicleta".

En una entrevista en el programa La Cornisa, La Pulga reveló que no sabe que hará cuando cuelgue los botines. En ese sentido sostuvo que le da "lastima cómo está hoy Argentina. Por la inseguridad... Porque el día de mañana pienso en volver a Rosario y poder disfrutar de mi ciudad como no lo hice cuando era chico porque me toco venir acá. Pero me preocupa el tema de la inseguridad. Te matan por una bicicleta. Hay robos en todos lados, ya ni podes salir a caminar porque tenés que estar pendiente de que te puede pasar algo".
"Se que hay muchos mas problemas en Argentina pero la seguridad es primordial", aseguró el crack rosarino.
Ante la consulta sobre qué le gustaría hacer cuando deje el fútbol, respondió: "Hacer y vivir todo lo que hoy no puedo hacer por el día a día. No se dónde, si acá en Barcelona o en Rosario".
Leo también se refirió al Mundial de Rusia que comenzará en junio. "Noto las ganas de la gente de que seamos campeones y de que a mí se me dé. Pero intento vivir el día a día y no quemar etapas. Me mantengo al margen de lo que se dice del mundial y de todo lo deportivo".
"La llegada de mi primer hijo me hizo abrir la cabeza. Me tomo las cosas de otra manera. Hay cosas mucho más importantes que un resultado. Al final es un juego en donde todos queremos ganar y ser campeones. El fútbol está lleno de sorpresas y no siempre gana el mejor. Aprendí a convivir con que no siempre se puede ganar", agregó.
No obstante, reconoció: "Sueño con jugar la final y poder levantar la Copa. Cada vez que llega un Mundial se hace más fuerte. Por eso el llanto de 2014. Sabemos lo difícil que es ganar una Copa del Mundo, y quedar tan cerca es muy doloroso. Estuvimos muy cerca de conseguir ese sueño".
Embed

Leo también cómo tenía que inyectarse hormonas para cumplir con su tratamiento de crecimiento cuando era chico. "Empecé con el tratamiento en las piernas. Una vez por noche. Iba cambiando primero una pierna y después la otra. Empecé con doce años, once, doce años. Y no me impresionaba. No, la verdad que no, al principio me la ponía mi mamá, me la ponía mi papá, de noche. Hasta que aprendí y fui haciéndolo sólo. La verdad que era una agujita muy chiquita, era tipo una lapicera donde tiene una agujita chiquita, te metías y le cargabas la cantidad que tenía que pincharme y no, no me dolía y ya era algo rutinario que tenía que hacer y lo hacía con normalidad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario