Ovación

Messi hizo dos golazos, sirvió el tercero a Neymar y sacó medio pasaje para el Barça

El partido fue trabado y sin grandes emociones, más allá de algunas buenas tapadas del arquero de bayern Munich. Las pinceladas mágcias del rosarino llegaron en los quince minutos finales.

Miércoles 06 de Mayo de 2015

Lionel Messi volvió a erigirse en la estrella que iluminó al Barcelona y con dos goles y un pase mágicos en los últimos quince minutos de partido, despachó al Bayern Munich de Pep Guardiola con un 3-0 que augura futuro de final de Champions League.

El choque de los dos equipos con estilos más límpido de juego en estos tiempos careció de grandes emociones, salvo alguna falla de definición o un par de tapadas magistrales propias del mejor arquero del momento, el alemán Manuel Neuer.

Pero lo mejor estaría por llegar en el último cuarto de partido con el primer gol de Messi, otra vez convertido en el máximo goleador histórico de la Copa de Campeones, con 77 conquistas, ahora uno más que el portugués Cristiano Ronaldo del Real Madrid, en carrera por la otra llave ante Juventus.

La historia abierta del pleito entre Barca y el Munich empezó a los 26 minutos cuando el brasileño Dani Alves ganó una pelota sobre la derecha ante una mala salida de Xabi Alonso, pase al centro, y Messi que acomodó su postura para sacar el latigazo de izquierda desde el umbral del área grande y clavando la pelota junto al primer palo.

Respiró el Barcelona con la ventaja, habida cuenta del 6-1 con que el Bayern apastó al Porto en tierra bávara solucionando en solo 40 minutos el problemita de una caida de 1-3 en Portugal.

Lo mejor de la función de Messi llegó a los 35 minutos cuando recibió un pase frontal del croata Ivan Rakitic, enganchó de zurda, le hizo un nudo a Jerome Boateng que ni pudo mantener la vertical y definió con un sombrero de derecha.

El Bayern no aguantó a la revancha y se fue a activar el gol de visitante pero en el adicionado llegó el tercero con una asistencia fenomenal de Messi para Neymar, que definió con toque ante la salida de Neuer.

El gesto que de Guardiola ante el tercer impacto fue elocuente en cuanto a que necesitará de otra noche de lujos como la que expuso ante el Porto o lisa y llanamente un milagro para ser protagonista en la cita final de Berlín.

Pep, hacedor del mejor Barcelona que se recuerde, en su vuelta al Camp Nou solo tuvo un acierto y es haber afirmado que “es imposible parar a Messi”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS