Ovación

Messi confió en Ezeiza que cada vez que llega a la Argentina le "demuestran más cariño"

Una nube de periodistas lo recibió esta mañana en el aeropuerto al rosarino que arribó al país para jugar el viernes con la selección ante Chile en el primer partido de las Eliminatorias ante Chile: "Ningún jugador gana solo ni en la selección ni en Barcelona". Dijo que ser el capitán "es muy especial".

Martes 04 de Octubre de 2011

El rosarino Lionel Messi avisó hoy al llegar al país que el seleccionado no es dependiente y que ni en el conjunto nacional “ni en Barcelona” un solo jugador puede ganar un partido.

“No hay que mirarlo así”, pidió Messi cuando uno de las decenas de periodistas que lo rodearon a su llegada a Ezeiza le preguntaron si el seleccionado dependía exclusivamente de su juego. “Un solo jugador no gana un partido, ni en la selección ni en  el Barcelona”, afirmó.

El delantero que atraviesa un gran presente en Barcelona llegó al país para ya mentalizarse en los dos choques de Eliminatorias. El primero, como local, ante Chile, que será el viernes desde las 20.10, y el otro ante Venezuela de visitante, el próximo martes desde las 21.50.

“Ahora empezamos de cero y con un rival muy complicado (en referencia a Chile). Lo importante es que juegue bien la selección y que demuestre el juego que mostró en los últimos amistosos y  podamos ganar”, señaló.

Messi, rodeado por decenas de periodistas, muchos de los cuales pasaron más de seis horas esperando su llegada, y custodiado por una docena de efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), reconoció que será “importante empezar ganando porque la  eliminatoria es dura y no podemos sufrir”.

Tácitamente se refirió a la última Eliminatoria, en la que Argentina recién clasificó a Sudáfrica en el último partido ante  Uruguay.

Ante una pregunta, Messi dijo que es “con resultados la única manera” de revertir los fracasos que significaron la eliminación por goleada en el Mundial de Sudáfrica y quedar fuera rápido en la Copa América.
Messi pidió no ser identificado como el hombre del que depende  el seleccionado.“Un solo jugador no gana un partido, ni en la selección ni en  el Barcelona”, afirmó Messi.

Muchos de los cronistas y fotógrafos aguardaron desde las 4.30 en la terminal internacional de Ezeiza la llegada de Messi en  virtud del anuncio que había hecho la AFA en su página oficial, pero finalmente el avión que trasladó al rosarino tocó tierra poco antes de las 10.30.

Vestido con una remera gris y pantalón sport, salió a la vereda del hall para tener un diálogo de poco más de cinco minutos frente a una marea de periodistas.

De buen semblante y gentil ante la requisitoria de los cronistas, intentó despojarse de todo individualismo, también cuando aseguró que la gente irá a River no a verlo a él, sino “al seleccionado”.

Reconoció que el equipo del argentino Claudio Borghi tiene a  favor que “viene jugando de la misma manera más allá de quién sea  el técnico”, en referencia a la secuencia de gestiones de Marcelo  Bielsa y Borghi.
“Chile sabe presionar, juega rápido la pelota y te asfixia  arriba”, describió.

Sobre su capitanía, estimó probable que el entrenador  Alejandro Sabella le entregue nuevamente la cinta y dijo que es algo  “especial” llevarla en el seleccionado.

"Cambiar de técnico continuamente no es bueno para la selección, tenés que tener una continuidad, pero sabemos que dependemos del resultado y hoy pasa todo por eso", siguió en una charla exclusiva con Ciudad Goti-K, por Radio La Red.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario