Ovación

Messi anhela dejar atrás con la Selección su flojo cierre de temporada en Barcelona

La imagen de Leo Messi se devaluó un poco. Porque sus últimas actuaciones con Barcelona no estuvieron a la altura de las expectativas que genera en la previa del Mundial de Brasil. Y La Pulga lo sabe.

Miércoles 21 de Mayo de 2014

La imagen de Leo Messi se devaluó un poco. Porque sus últimas actuaciones con Barcelona no estuvieron a la altura de las expectativas que genera en la previa del Mundial de Brasil. Y La Pulga lo sabe. Por eso mandó un mensaje muy claro. Por eso, ayer llegó al país y prometió "cambiar el chip", pensando en la máxima cita ecuménica que comenzará el 12 de junio.

"Voy a cambiar el chip y que esta vez sea al revés de cuando me iba mal acá, volvía a España y jugaba bien", ironizó el crack rosarino.

Verborrágico, también expresó: "Espero que cuando me junte con mis compañeros me cambie la cabeza. Estoy contento de llegar acá y ya pensar en lo que se viene, en el Mundial, que es algo muy importante para todos nosotros", remarcó.

Además, el delantero surgido en las canteras de Newell's, reconoció que este no fue su mejor año, aunque se mostró ansioso por iniciar los trabajos de preparación con el entrenador Alejandro Sabella de cara al Mundial.

"Tengo ganas de empezar los entrenamientos. Ojalá se nos dé el gran objetivo", añadió.

Comentó luego que vivió "un año duro" en todo sentido, tanto en lo futbolístico como en lo personal. "No fue mi mejor año. Me hubiese gustado terminarlo de otra manera pero fue un poco de todo el grupo, no sólo a nivel individual, sino que fue un bajón de todo el equipo", indicó.

El capitán del seleccionado nacional se acordó también de su ex entrenador en Barcelona, Gerardo Marino, y expresó: "No fue fácil este año para el Tata tampoco, por las cosas de adentro y de afuera de la cancha".

"Llegó en un momento de muchos problemas para el club, se fue un presidente y hubo muchos líos en la parte de logística. Nos hubiese gustado ser campeones por nosotros, y por él. Por la persona y técnico que es, se lo merecía", remarcó.

Por todo eso, se disculpó con los hinchas del blaugrana: "Es un equipo grande, que está obligado a conseguir el título y este año no conseguimos nada, por eso las disculpas". Pero también abrió las puertas a una salida del club: "Muchas veces dije que Barcelona es mi casa, pero el día que la gente no quiera que esté más ahí, no voy a estar".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario