Ovación

Merlos: "No consideré en ningún momento cobrar penal en esas jugadas"

El árbitro le reconoció en exclusiva a Ovación: "Nunca juzgué que fuera falta de Brítez" y "jamás pensaría que es penal la de Ledesma", las acciones polémicas en imágenes de TV.

Martes 17 de Septiembre de 2019

“A la acción del defensor de Central (Brítez) no la juzgué falta en ningún momento. No pudo frenarse, fue a bloquear y no a golpear al jugador de Newell’s (Alexis Rodríguez)”. “En la del arquero hay un mínimo roce, el delantero llega primero y Ledesma va a disputar arriba. No pensaría jamás que es penal”. Dos respuestas contundentes con las que el árbitro Andrés Merlos dejó en claro por qué no las sancionó. Además, para reafirmar sus conceptos sobre la tarea en el clásico evaluó: “Con la cuaterna arbitral nos fuimos felices con nuestra actuación”. Y para despejar cualquier duda esgrimió: “No hubo protestas por penales en ningún momento de parte de los dos equipos. Nadie me dijo «te comiste un penal» y de los dos lados me vinieron a felicitar”.

   Merlos debutó como árbitro del clásico y ayer a la tarde, con una gran tranquilidad y seguridad en las palabras, dialogó en forma exclusiva con Ovación y en cada frase reflejó sin dudar que cumplió con su propósito de tener una buena actuación en un partido tan difícil como lo es el gran derby rosarino.

   “Hicimos un trabajo muy bueno con la cuaterna arbitral y la respuesta está en que al final del partido de los dos lados me vinieron a felicitar. No hubo protestas de penales en ningún momento por parte de los dos equipos y nadie me dijo «te comiste un penal»”, contó Merlos.

   Es tal como pasó. En el Gigante de Arroyito nadie protestó contra el árbitro al final del juego y con el 1 a 1 en la chapa del resultado los jugadores no lo rodearon ni le protestaron en ningún momento. Tampoco lo habían hecho en las jugadas puntuales, esas que más tarde se analizaron por las imágenes de la TV, en las que se puede marcar la existencia de faltas que pueden ser consideradas como penales. Algo que el propio árbitro hizo y mantuvo los mismos conceptos que consideró en el campo de juego durante los noventa y pico de minutos que se jugó el clásico.

   En primer lugar, antes de los dos minutos, el defensor auriazul Emanuel Brítez barrió al rojinegro Alexis Rodríguez (no protestó y siguió jugando) cuando alcanzó la pelota sobre el final de la línea demarcatoria (a la altura del área grande) para enviar un centro atrás, por más que el golpe en la TV se ve afuera del rectángulo de juego. Con la nueva reglamentación puesta en vigencia en este torneo, si el árbitro la considera falta debe sancionar penal.

   “De eso no hay dudas, en una infracción así debe cobrarse la falta y si es a la altura del área es penal. Pero a esa acción del defensor de Central no la juzgué falta en ningún momento. Brítez no pudo frenarse, fue a bloquear y no a golpear al jugador de Newell’s”, explicó Merlos.

   El segundo posible penal es cuando Ledesma golpea con una mano en la cabeza al mismo Alexis Rodríguez, a los 17’ del segundo tiempo.

   “Hay un mínimo roce, pero el delantero llega primero y Ledesma va a disputar arriba. No lo consideraría penal jamás”, razonó el árbitro nacido en San Rafael, Mendoza.

   En tanto, cuando Ovación lo consultó por las jugadas en las que tanto Brítez (en una acción con Maxi Rodríguez) como Lema (en un choque con Riaño) finalizaron con cortes en el rostro las consideró como “sin mala intención”, acciones “propias del juego, de corte y roce normal”.

   Es más, confió que “no se vio ni olfateó mala intención y la muestra está en que nadie fue a buscar revancha en una próxima jugada. Es más, sentí que se decían «disculpame», «tranquilo, veo que no tuviste mala intención». Todos se portaron en forma correcta, nunca hubo una falta grave ni violenta”.

   En esa línea marcó, como ejemplo y a la vez acierto, cuando amonestó al uruguayo Gabrielli: “En esa jugada dejé seguir porque a Central le quedaba opción de jugada de gol, pero después volví y amonesté al 4 de Newell’s, que perdón no recuerdo el nombre, por falta a Gamba”.

   Y ante la consulta de si Maxi Rodríguez no le había protestado mal por alguna jugada en el primer tiempo, destacó: “Tuvimos un buen diálogo, como siempre. Sólo me decía que estaba dirigiendo bien y que siguiera así, que me fijara para cobrar lo mismo para los dos lados y nunca me reclamó amarillas”.

   Eso sí, sin necesidad de preguntarle, detalló que “tal vez debí amonestar a Rinaudo por reiteración de faltas, ninguna brusca pero sí consecutivas. Lo hablé con mis compañeros en el entretiempo, pero en el segundo tiempo no hizo más y por eso terminó sin amarillas”.

   ¿Balance final? “Quedé muy conforme, creo que estoy en un muy buen momento, siento la confianza que me dan quienes están a cargo de los arbitrajes de la AFA y espero seguir por este camino”, dijo Merlos, quien está candidateado para ser árbitro internacional a fin de año.

   “Espero volver a tener la chance de dirigir otro clásico rosarino y disfrutarlo como pude hacerlo en este. Porque es un espectáculo increíble que podés contar diez mil veces pero no hay palabras para graficar cómo es vivirlo desde adentro”, cerró el mendocino que no tuvo dudas al evaluar su actuación como “muy buena” y no dudó al afirmar: “No consideré en ningún momento cobrar penal en esas jugadas”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario