Ovación

"Me haría mucha ilusión ganar la Liga por el Tata Martino"

"Se lo merece más que nadie, ha sido un ejemplo para nosotros", dijo el capitán del Barcelona Carles Puyol.

Jueves 15 de Mayo de 2014

Carles Puyol,  emblemático capitán del Barcelona más exitoso de todos los tiempos,  aseguró hoy que le haría “mucha ilusión” ganar la Liga española el  próximo sábado por el director técnico del equipo, el argentino  Gerardo Martino, en el partido que marcará su despedida del fútbol  profesional.

“Tengo claro que mis compañeros van a luchar al máximo y  espero que al final celebremos el título”, dijo el zaguero central,  de 36 años, quien el 4 de marzo ya había anunciado que dejaría el  conjunto azulgrana al final de temporada debido a los problemas  físicos que padece, especialmente en su rodilla.

“Tenemos muchos motivos para luchar, pero me haría mucha  ilusión ganar por el Tata, porque se lo merece más que nadie,  porque ha sido un ejemplo para todos nosotros, y también para  dedicárselo a Tito (Vilanova)”, añadió Puyol durante la conferencia  de prensa y acto institucional organizado con motivo de su  despedida.

Puyol, quien estuvo acompañado por sus compañeros de equipo,  entre ellos el astro Lionel Messi, directivos, algunos ex  entrenadores y amigos de la selección española, deja el Barcelona  con el dolor de no poder ayudarlo debido a que su rodilla “no  responde”.

“Si he sido cariñoso con el Tata es porque se lo merece. Me  duele muchísimo lo que ha pasado esta temporada porque no he podido  estar todo lo que me hubiese gustado. Pero lo he intentado todo,  Martino confió en mí pensado que estaría bien, tenía la confianza  en que sí, pero las cosas no salieron como esperaba”, explicó el  capitán azulgrana.

El capitán tuvo un gran gesto y le dio un espaldarazo a  Martino, quien con toda probabilidad dejará el club catalán, más  allá de lo que pase el sábado, cuando su equipo decida el título de  Liga ante el Atlético de Madrid de Diego Simeone en el Camp Nou.

“Siempre estuvo a mi lado, me apoyo muchísimo, y se agradece.  Es muy complicado ser entrenador del Barcelona, es un club que no  sólo te exige ganar, sino también jugar bien y encima tenés que  lidiar con un entorno que no es siempre fácil”, destacó Puyol.

“La temporada ha sido irregular, pero confío en que acabará  bien, que al final es lo más importante”, remarcó Puyol, antes de  dejar claro que no forzará despedirse sobre el terreno de juego  porque la prioridad es el equipo.

“Nos estamos jugando un título y tienen que jugar los que  están bien. No voy a estar ni en el banquillo”, aseguró el  carismático defensor.

Al inicio del acto de despedida, Puyol explicó que los  problemas en su rodilla persisten y que no bajará los brazos, pero  que seguirá buscando una solución “sin la presión de tener que  jugar”.

“Si de pequeño me hubiesen dicho que tendría esta carrera no  me lo hubiese creído. He vivido el sueño de millones de niños, soy  un privilegiado”, subrayó.

En la entidad catalana el defensor ganó dos Mundiales de  Clubes, tres Ligas de Campeones de Europa, seis Liga locales, dos  Supercopas de Europa y seis de España.

A estos logros se suman los conseguidos con la selección  española, de la que también fue figura y referente: la Eurocopa de  2008 y el Mundial de Sudáfrica de 2010.

Sobre su futuro, aseguró que sólo se centrará en la  recuperación de su rodilla.

“No quiero engañar a nadie. Con el equipo que me quisiera  fichar no podría jugar”, respondió a la prensa respecto a la  posibilidad de dar un último paso en otras ligas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario