Ovación

"Me gusta enseñar más que competir"

El entrenador de la selección argentina presentó su campus en las instalaciones de Provincial

Viernes 29 de Diciembre de 2017

Cae la tarde en Provincial y es hora de levantar las reposeras, juntar los toallones y emprender el regreso a casa. Sin embargo, los chicos comienzan a amontonarse frente al salón de usos múltiples, los camarógrafos encienden luces y los flashes llaman la atención. Sergio Hernández está en Rosario para presentar su campus y nadie quiere perderse la foto, ni los periodistas enviados a cubrir la nota.

La presentación de rigor estuvo a cargo de Ariel Amarillo, quien es el Director del evento que se desarrollará del 11 al 14 de enero en Provincial, mientras que Marcelo Turcato dio la bienvenida de parte de la Asociación Rosarina y agradeció que se realice en la ciudad.

Y después fue el turno para el entrenador del seleccionado nacional, quien explicó que no dudó sobre la elección de Rosario como sede de la primera edición: "En la década del 90 vine a Cañada como asistente y me tocaba dirigir formativas, por lo que varias veces enfrenté a equipos de Rosario y me di cuenta del amor que hay por el básquet, de lo que se siente por sus clubes. Y eso que yo soy de Bahía Blanca, que siente el básquet como una religión. Así que estoy muy feliz de que se pueda hacer acá. Vamos a demostrar que no hace falta ser campeón de Liga A para que en una ciudad se ame el básquet".

Hernández repasó el detalle de los entrenadores que trabajarán en el campus y mencionó como incorporación a Daniel Farabello (entrenador de Sport) y a su hijo Imanol: "Tengo dos hijos gemelos de 23 años y se les ocurrió ser entrenadores".

El Oveja explicó que apunta a enseñar técnica individual, pero también a lo táctico, pero también a reafirmar valores: "El deporte trae consigo sus valores, y los chicos los tienen porque sino no pueden crecer en un juego colectivo y sus reglas. Pero nosotros también los trasladamos, porque los padres nos dejan a sus hijos para que ayudemos a formarlos".

"Hay que tomar hábitos del alto rendimiento y mantenerlos, y eso no significa ser profesional, porque hay jugadores que cobran pero que no tienen los hábitos", explicó Hernández, quien asegura que cumplirá un sueño: "Me gusta enseñar, creo que más que la competencia y esta especie de academia móvil es un sueño, como también lo es escribir un libro, algo que estoy haciendo lentamente también. No es una vía de escape, es algo que nace para quedarse".

David Ferrara

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario