Ovación

Mascherano fue condenado a un año de prisión por evasión impositiva en España

La defensa del jugador de Barcelona y la selección nacional solicitó que la pena de cárcel sea sustituida por una multa de 21.600 euros. El jugador hizo su descargo en Facebook. 

Jueves 21 de Enero de 2016

El argentino Javier Mascherano aceptó hoy una condena de un año de cárcel por defraudar 1,5 millones de euros (1,6 millones de dólares) al fisco español, aunque pidió que se le suspenda la pena de prisión o que se sustituya por una multa de 21.600 euros.

La Audiencia de Barcelona condenó al futbolista en un juicio que apenas duró diez minutos y en el que Mascherano aceptó el año de cárcel que pactó con la Fiscalía y la Abogacía del Estado tras devolver a Hacienda la suma defraudada.

La sentencia condenó a Mascherano a un año de cárcel por dos delitos fiscales en los ejercicios de 2011 y 2012, y le impuso una multa de 815.000 euros (880.000 dólares) junto a la prohibición de obtener subvenciones públicas o beneficios impositivos mientras dure la pena.

La defensa de Mascherano solicitó al tribunal que le sustituya la pena de prisión impuesta por otra multa de 21.600 euros, un mecanismo que facilitaría la cancelación de los antecedentes penales del futbolista. Y si no se le concediera, pidió que se le evite entrar en la cárcel.

La Fiscalía apoyó la petición de la defensa, pero no así la Abogacía del Estado, que sí aceptó que se suspenda la entrada en prisión del futbolista —por carecer de antecedentes y ser la pena inferior a dos años—- pero se opuso a que se le conmute por la multa económica.

Los abogados de Mascherano, que basan su petición de sustitución de la pena de prisión en un artículo del Código Penal antiguo, alegan que el futbolista debería beneficiarse de esa medida -aplicada en otros casos de fortunas condenadas por fraude fiscal-, dada su disposición a devolver el dinero y a asumir los hechos.

La sección octava de la Audiencia -presidida por Jesús María Barrientos, uno de los tres candidatos que optan a la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña- ha acordado decidir posteriormente sobre la sustitución porque, ha recordado, entre otras cuestiones carece de información sobre su capacidad económica.

Mascherano ya reconoció el fraude fiscal perpetrado en su declaración como imputado ante un juez de Gavà (Barcelona) el pasado mes de octubre, una vez había devuelto los 1,5 millones de euros defraudados y otros 200.000 en intereses.

El futbolista devolvió el dinero que le reclamaba Hacienda incluso antes de que la Fiscalía de Delitos Económicos interpusiera una querella contra él por no haber incluido en sus declaraciones del IRPF de los ejercicios 2011 y 2012 los ingresos recaudados con la explotación comercial de sus derechos de imagen.

El ministerio público sostenía en su querella que, con la finalidad de burlar su obligación de tributar, el argentino no declaró las rentas obtenidas de la marca Nike a través de una sociedad domiciliada en Estados Unidos y simuló la cesión de sus derechos de imagen a una sociedad puramente instrumental radicada en la zona franca de Madeira (Portugal).

El jugador explicó la situación a través de su cuenta de Facebook.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario