Ovación

Más allá de quiénes y dónde jueguen, los canallas le hacen siempre el aguante a Central

No estará el once ideal, en San Pablo no para de llover pero los canallas hicieron ayer el aguante y hoy se esperan muchos más. La ciudad estaba en estado de emergencia por el mal tiempo.

Jueves 03 de Marzo de 2016

Se podrá argumentar, con lógica, que la decisión de Eduardo Coudet de guardar titulares y de poner un equipo en cancha que claramente no es el mejor que puede armar sea antipática, sobre todo para aquellos que hacen una erogación importante para viajar. Pero el sentimiento no sabe de nombres que lo representen ocasionalmente y por eso esta noche se espera una gran cantidad de canallas en el renovado Allianz Parque para acompañar a un equipo que no para de darle satisfacciones. Unos llegaron bastante antes que el plantel, muchos otros lo harán hoy e incluso varios hicieron la guardia frente al ingreso del estadio pese al mal tiempo que azota esta ciudad.
  En verdad, ayer fue una espera general tranquila de este partido de Copa Libertadores, que significará el debut como local de Palmeiras y el de Central fuera de Arroyito. Por un lado, la mayoría de las entradas populares se vendieron con anticipación por internet (ayer mismo ya se dispusieron las del juego de la semana próxima, ante Nacional de Uruguay) y por lo tanto en la visita que hizo Ovación al estadio en las primeras horas de la tarde no había casi movimiento en las boleterías de palcos y plateas. Por el otro, el mal tiempo que azota San Pablo desde hace muchos días hizo también lo suyo. Un verdadero diluvio que desanimó a los más entusiastas, al punto que la ciudad fue declarada una vez más en estado de alerta, con muchas calles inundadas.
  En ese clima inestable, que por la noche volvió a ponerse denso con nuevas lluvias, varios hinchas de Central se apostaron frente al ingreso de la puerta D, por donde entrarán para ubicarse en un codo alto-oeste del estadio. Fueron de los primeros en hacer pie en esta ciudad interminable, algunos de los cuales viajaron con lo justo y por eso se aprestaban a amanecer ahí, además para conseguir una entrada. Es que, de acuerdo con la información brindada por el club local ayer, son menos de dos mil las localidades asignadas y como se venden hoy mismo habrá que ver si todos pueden entrar.
  También hay hinchas auriazules, varios que vinieron en familia, que consiguieron alojamiento en el mismo hotel donde se hospedó anoche Central (por cierto, una elección acertadísima de la dirigencia canalla, porque está a una hora del estadio y a sólo 5 minutos de la terminal de embarque del aeropuerto internacional de Guarulhos) y algunos están desde el martes. Otros, como César, viven en Brasil desde hace tiempo pero no se perdieron la oportunidad de estar cerca del plantel y reservaron también una habitación. Mientras que hoy llegarán varios micros y vuelos chárter, que irán directamente al estadio y regresarán a Rosario tras el partido.
  Los medios de la ciudad estuvieron ayer más abocados a la presentación anoche de Corinthians, el club más grande de San Pablo, ante Independiente Santa Fe y le dieron poco espacio al duelo que recién hoy cobrará relevancia para ellos. Un partido que promete ser en medio de la lluvia que no para de caer en esta ciudad y de la gran cantidad de canallas que hicieron el esfuerzo de estar y acompañar como siempre, juegue quien juegue y juegue donde juegue. w

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario