Ovación

Márquez paseó por Termas como Pancho por su casa

El español venció como en 2014 y le ganó el duelo a su enemigo Valentino Rossi, el más aplaudido.

Lunes 04 de Abril de 2016

Más fácil, imposible. Marc Márquez redondeó un fin de semana perfecto. El bicampeón no tuvo rivales ayer una vez que recuperó la posición de privilegio. Comandó el entretenido pelotón hasta cortarse solito y sacarle más de siete segundos a Valentino Rossi (Yahama) y más de 28, sí, más de 28, a su compañero Dani Pedrosa. Tanto el italiano como el español subieron al podio por la ventana debido a que en la última curva Andrea Iannone se llevó puesto a su coequiper Andrea Dovizioso cuando Ducati ya festeja el histórico 2-3. El piloto de Cevera repitió el triunfo en Termas de Río Hondo como en la edición 2014 y lidera.
Vaya que la 2ª fecha del calendario resultó por demás de atractiva. Se esperaba un buen espectáculo, en realidad duelos entre Márquez, Rossi y Lorenzo. Todos buscaron acelerar sin hacer tanto foco en los problemáticos neumáticos, que le dieron a casi todos más de un dolor de cabeza sobre un piso húmedo.
La carrera tuvo picos de alto voltaje. Claro que Márquez hizo rancho aparte pasando la 10º vuelta. La Honda volaba mientras que al mismo tiempo la Yamaha de Rossi se desinflaba. El cambio de moto obligado para todos relegó en mitad de la cita al italiano. Es más, por un momento Il Dottore debió preocuparse más en impedir que la Suzuki de Viñales no lo pasara que ver cómo podía hacer para llegar a alcanzar el español.
El plato fuerte tuvo un ritmo frenético. Cuatro dueños en los primeros giros. Márquez largó desde la pole, pero Lorenzo salió como un rayo y pasó al frente. Luego Dovizioso tomó la posta hasta que Rossi se erigió en líder, hasta que el de Cevera se recuperó .
Sin embargo, en el 8º giro Rossi lo pasó a Márquez, quien volvió a rebasarlo. En un instante parecía que se repetía el duelo de 2015. Pero no. La Honda se perdió y las Ducati pasaron a ser 2 y 3. A esta altura ya habían desertado el colombiano Yonny Hernández, el campeón Lorenzo, Carl Crutchlow, Maverik Viñales, Scott Readding, Loris Baz y Jack Miller. Pero sucedió lo increíble. Iannone le pegó un motazo a Dovizioso en la última curva y se fueron al piso dejándole el camino a Rossi para subir al podio con Márquez y Pedrosa. Termas ofreció una buena carrera justo el día que se oficializó que seguirá en el calendario hasta 2019.

La infinita distancia

La tensa distancia que separa a Marc Márquez y Valentino Rossi tuvo correlato en el podio.  Cada uno festejó a su modo. Ni se miraron. Misma postura fue cuando los tres pilotos acudieron a la conferencia de prensa.
“Ya se ha visto. Fue un momento frío”, dijo Márquez más tarde cuando se lo consultó sobre cómo había vivido el reencuentro con VR46 en el podio. Incluso cuando el español comenzó a hablar, el italiano se secaba la cara, tomaba agua y además se sonó la nariz sin problemas. Obviamente que tampoco lo miró.
Luego el piloto de Honda hizo un breve análisis de la victoria. “Fue un gran triunfo, que sirve además para ser líderes. Pero debo admitir que recién me sentí cómodo cuando cambié de moto”, afirmó. “Sobre el final, sólo puedo que decir venía adelante y vi que me seguían las dos Ducati pero cuando llego a la meta lo tenía a Rossi y luego vi por los monitores que Iannone y Dovizioso andan en el suelo. Ahí pasó algo, me dije”, concluyó el flamante ganador.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario