Ovación

Marco Ruben tiene un gran presente canalla y futuro de selección

Marco Ruben transita un momento brillante: es el goleador del torneo y también es seguido de cerca por el entrenador de la selección argentina, Gerardo Martino.

Martes 06 de Octubre de 2015

A la hora de las consideraciones se lleva todos los elogios. Marco Ruben transita la ruta de la felicidad a nivel deportivo. Desde que volvió al pago que lo vio crecer y lanzó al profesionalismo no hizo más que acaparar la atención fruto de sus constantes goles. El 9 de Central facturó por partida doble ante San Lorenzo y no sólo sacó más luz de venta en la tabla de goleadores con 20 gritos sino que además se metió entre los 20 máximos artilleros en la historia auriazul. Sin dudas, el bermudense goza de un gran presente en Arroyito. Y mientras se ilusiona con levantar la Copa Argentina y clasificar a la próxima Copa Libertadores, el capitán y figura del canalla está siendo monitoreado de cerca por el cuerpo técnico de la selección nacional para lo que vendrá en poco tiempo más.
  En un torneo en el que la mayoría de los flashes apunta de manera natural sobre la figura de Carlos Tevez, que decidió pegar la vuelta de Europa para vestir otra vez la casaca de Boca, Ruben se ganó un espacio en esta gran jungla como resultante de sus frecuentes gritos en las diversas canchas argentinas. De palabras firmes y bajo perfil, el delantero que fue repatriado por el Chacho Coudet cuando pocos confiaban en su capacidad es el eje del equipo relevación.
  MR9 se afianza en la tabla de artilleros. Al torneo que pinta para que quede en poder del xeneize le quedan tres fechas. Y el atacante canalla le sacó 7 goles a su más inmediato perseguidor: Leandro Fernández, de Godoy Cruz, que acumula 13. Incluso le lleva 8 otro que quiere ser el capocannioneri criollo: Claudio Bieler (Quilmes). El boca de urna indica que Marquito tiene todo para transformarse en el noveno goleador de Central en un campeonato de AFA en primera A.
  En tanto, los ocho goleadores restantes que sacudieron la estantería a nivel nacional fueron: Benjamín Santos en el campeonato de 1948, Oscar Massei en 1956, Juan Castro en 1956, Mario Alberto Kempes en el Nacional 1974 y Metropolitano 1976, Omar Palma en el 86/87, Rubén Da Silva en el Apertura 1997 y Luciano Figueroa en el Clausura 2003.
  Pero hay más. Con sus recientes dos gritos ante San Lorenzo, Ruben no sólo se afianzó como el goleador de este torneo sino que se metió en el selecto grupo de los 20 máximos goleadores de la historia profesional de Central desde 1931. Ante el Cuervo además alcanzó los 45 goles con la camiseta que lleva en la piel y alcanzó a Rubén Da Silva.
  En estas 27 fechas clavó 20 goles. Cabe destacar que el anterior jugador que había marcado esta misma cifra fue Omar Palma en la temporada 1986/87 cuando el equipo de Angel Zof salió campeón. Pero el Negro alcanzó esta cantidad en 38 partidos. Por eso, lo del punta es excelente. Y potencia sus estadísticas al ver que en lo que va del 2015 hizo 22 conquistas en 30 presentaciones. 20 fueron por el campeonato de la A y dos por Copa Argentina: a River Plate y  Estudiantes.
  Pensar que sus antecedentes cercanos antes de venir a Central no eran de los mejores. Pero eso es historia. Su promedio actual es de 0,73. Muy superior incluso al de su primer ciclo en las filas auriazules, cuando hizo 23 goles en 89 partidos.
  Otro dato saliente es que anotó 6 goles en los últimos cuatro partidos: Godoy Cruz, Estudiantes, Gimnasia 2 y 2 al Ciclón. Hizo 22 de los 48 tantos que lleva la era Coudet. Con el plus de haber convertido el gol para ganar el clásico en el Coloso. Cortó además con el karma de los penales malogrados en Central, ya que convirtió 6 de los 7 que pateó. Solo falló ante Defensa y Justicia. Y aseguró la serie con Ferro por la Copa Argentina.
  No obstante, Marco no sólo hace goles o jugadas para que la terminen otros compañeros. Es el primer defensor del equipo de Coudet. Los números demuestran esto, ya que con 49 faltas cometidas es el segundo futbolista con mayor cantidad de infracciones detrás de Hernán Lamberti, de Aldosivi, quien tiene 54 faltas. Y solamente recibió 3 tarjetas amarillas. Sin dudas, un jugador clase A.
  Y es por eso que Gerardo Martino ya le puso el ojo. Lo está siguiendo con mucha atención y, según desprenden del círculo íntimo del Tata, en breve será citado a la selección nacional en lo que representaría un cierre perfecto a nivel personal.

Datos: Carlos Durhand

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS